Inaudito dar más peras a los partidos

Dr. DAEN. Wenceslao Jauregui

Si el TSE concede dineros a los partidos para las elecciones de septiembre (fecha que ya está en duda), cometerá malversación toda vez que los dineros concebidos el 2014 para las elecciones del 2019 fueron utilizados y deben ser resarcidos por quienes fueron sindicados de cometer fraude, es inaudito dar peras a quienes se llevaron los árboles del fruto.

No basta con el comunicado del TSE que nuevamente le hecha el balón a la Asamblea Legislativa Plurinacional, cuyos actuados están cuestionados por la gran mayoría de la población y exige se cierre el parlamento por obstruccionista e intentar que la pandemia del coronavirus prosiga por el sendero de la muerte. El Tribunal Electoral tiene todas las prerrogativas para decidir y no lavarse las manos como Pilatos, no requiere de opinión menos de otra ley sobre el tema que ya no es de incumbencia de los parlamentarios.

Se dice en las redes sociales que la señora Patricia Ballivián es tía del señor Salvador Romero y que por secuencia familiar tendría algo que ver con la fecha «negociada con Evo Morales», mucho más cuando este declaró a medios de televisión de la Argentina» que había el peligro de proscribir al MAS frente a eso hay que negociar con el TSE» para que no se anule la personaría del MAS, por el fraude que la OEA, en dos informes coincidentes, dio a conocer a nivel internacional.

Los bolivianos están hastiados de «la Banda de los Cuatro», de «la Banda de los Siete» que dirigía Antonio Costas Sitic y la señora Choque y al presente ya no tienen confianza en los integrantes del Tribunal Supremo Electoral, porque de hecho está desconociendo la Revolución Pacífica liderizado por la juventud boliviana en noviembre de 2020, fecha histórica, que concluyó con la dictadura de un expresidente, que no solo estuvo mal acompañado, peor asesorado, por quienes ingresaron en actos de corrupción sino que por su egolatría creía que podía eternizarse en la silla presidencial.

La Paz, volvió a dar ejemplo de valentía y coraje, pues es Cuna de Libertad y tumba de Tiranos.