Inminente escasez de pollos en junio

Las granjas colapsaron en los últimos meses debido a que el costo de producción es de 9 bolivianos por kilo y se entregó hasta en 5 bolivianos a los intermediarios.

Las granjas avícolas solamente lograron repoblar 11 millones de pollos, debido a la crisis de la cuarentena, hecho que generará un déficit considerable, ya que en Bolivia se consumen 18 millones de pollos al mes. A ello se suma una difícil situación de los granjeros por la caída en la demanda debido a la paralización ocasionada por el coronavirus.

Esta situación también derivó en un bajón en el precio y, con ingresos reducidos, un 45% de los pequeños y medianos productores se quedó sin capital para repoblar sus granjas, según el presidente de la Federación de Avicultores, Héctor Cordero. Este sector considera inminente la escasez del producto desde junio.

La Federación Nacional de Avicultores emitió un pronunciamiento, pidiendo a los ministros de Desarrollo Productivo y Desarrollo Rural para acordar medidas de apoyo al sector. Cordero explicó que se estima un déficit de al menos 7 millones pollos para el próximo mes. Los granjeros solicitan acceso a créditos, piden ampliar actividades en mercados y rubros que demanden su producto, tener abastecimiento de insumos de la Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos (EMAPA), que se cumpla el decreto que permite libre exportación garantizando abastecimiento del mercado interno y planificar la producción.

Otro factor en contra será la estación de invierno que comienza en junio, advirtieron, toda vez que la crianza de pollos requiere de cierta temperatura en las granjas avícolas.