17 C
La Paz
lunes, noviembre 28, 2022
InicioOpiniónEditorialJORNADA, en la defensa de la unidad nacional

JORNADA, en la defensa de la unidad nacional

Pocos medios de comunicación han logrado sobrevivir a los embates de la agitada vida cotidiana de nuestro país, cargada de crisis económicas, sociales, políticas, guerras y hasta pandemias. Los periódicos han tenido que enfrentar, además, el elevado costo de mantener su independencia frente a los avatares políticos. Venciendo obstáculos de diverso origen, pocos periódicos sobreviven a las difíciles circunstancias. JORNADA, hoy celebra 58 años publicando su mensaje de unidad frente a las adversidades, y de defensa de la democracia, de respeto al ordenamiento legal y de una relación en armonía entre todos los bolivianos.

JORNADA, desde el 4 de noviembre de 1964, ha desarrollado una labor permanente informando y orientando al pueblo, y latiendo con los sentimientos, preocupaciones, alegrías y ansiedades de la ciudadanía. JORNADA, nació durante un episodio difícil para la vida nacional, marcado por golpes de Estado y cercenamiento de las libertades ciudadanas, pero nunca claudicó en la salvaguarda de sus principios, postulando la democracia y buscando el respeto a la Constitución Política del Estado, y al marco legal, junto a la defensa de los recursos naturales y el patrimonio del pueblo.

Testimonios de esta doctrina son las campañas de JORNADA en defensa del estado de derecho. En estos 58 años de labor tuvo que enfrentar toda clase de agresiones y excesos de quienes pretendieron someter -sin lograrlo- su pensamiento independiente que se ha mantenido pese a los intentos de los militares y políticos que en 1971, atenidos a la dictadura, cerraron el periódico, y mandaron al exilio a sus directivos y periodistas. En todos los golpes militares JORNADA sufrió las consecuencias de su vocación por decir la verdad. Este diario supo imponerse a la adversidad y no capituló, sosteniendo los mismos principios de su origen, y enfrentó con firmeza las maniobras de quienes pretendían truncar sus claros objetivos. Pudo supervivir a una serie de embates del oficialismo de turno, de grupos políticos y de intereses mezquinos que buscaron por todos los medios su desaparición.

A las maniobras políticas se sumaron los efectos de la crisis generada por los desgobiernos que tanto daño han hecho al país en su conjunto y particularmente a los medios de comunicación independientes, muchos de los cuales han quedado en el camino al no poder soportar la crisis económica y la discriminación publicitaria que tradicionalmente ha alimentado a los grupos permeables y castigado a los medios de comunicación contestatarios. Pese a todo, este periódico, gracias a su público ha logrado mantenerse al servicio del pueblo y de los más altos intereses nacionales, honrando de esta manera a los centenares de periodistas que han pasado por JORNADA, dejando en sus columnas su testimonio de decencia, honestidad, culto a la verdad y consecuencia con los principios de defensa de la libertad de prensa, y la libertad de expresión. Este medio de comunicación deja para la historia su posición clara y definitiva de defensa de la legalidad, así como su irrenunciable lucha contra la corrupción. Actualmente, el periódico alcanzó una nueva dimensión acorde a los tiempos, aunque manteniendo los principios de 1964. Al ritmo de los avances tecnológicos, además de su edición escrita tradicional, JORNADA está en el ciberespacio reflejando a todo el mundo, mediante la red digital, ese pensamiento que surgió en su origen, revitalizado por el sentimiento de nuevas generaciones que, en consonancia con la modernidad, buscan los mejores destinos para una Bolivia que ofrezca a sus hijos las oportunidades de una patria fuerte, digna y soberana.

Durante el proceso democrático JORNADA se rigió siempre por principios fundamentales legales, bajo la conducción de su director, el Dr. Jaime Ríos Chacón, a quien hoy extrañamos, pero honramos respetando las líneas informativas y de opinión que definió bajo un estricto respeto a la verdad, a los hechos y a un marco ético. Bajo esos paradigmas JORNADA está venciendo la adversidad. Ahora, Jaime Ríos Chacón no está presente físicamente en la redacción. La adversidad, la crisis y la pandemia, nos lo arrebataron, pero ha dejado un ejemplo de vida, sacrificio y rectitud que sus hijos, hoy al frente de este medio de comunicación, llevan adelante, considerando que este emprendimiento, lleva, además, un sello y el compromiso de mantener su obra bajo el mismo ideal de esfuerzo, trabajo, respeto al ordenamiento legal y compromiso con la defensa de los principios democráticos.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -