6 C
La Paz
sábado, septiembre 25, 2021
InicioOpiniónJuventud patriota, valerosa, digna y orgullosa

Juventud patriota, valerosa, digna y orgullosa

Dr. DAEN. Wenceslao Jáuregui

Cuando creímos morir viendo que nuestros hijos, nietos, estaban destinados a vivir en esclavitud del pensamiento, del accionar sin libertad, del no pensar diferente, surge el coraje y amor a la democracia de una juventud histórica, leal con la Patria, que primero se tornó insurgente, luego rebelde, ante el autoritarismo y provocación del Gobierno, amenaza de cercos a las ciudades, contratación de mineros que mediante dinamita creían atemorizar a los habitantes de las ciudades.

Cuando parecía que el pueblo se había acostumbrado al autoritarismo en que los cuatro Órganos del Estado está bajo la egida del Ejecutivo, se hace presente una juventud patriota con coraje, decisión, amor a la libertad y al sistema democrático bajo el eslogan:

¡Quién se cansa, nadie se cansa, quién se rinde, nadie se rinde, evo de nuevo, huevo carajo!, entonada por millones de hombres y mujeres, en gran mayoría jóvenes y adolescentes, que están en las calles, plazas, en las esquinas, haciendo bloqueos pacíficos, exigiendo se respete el voto, impere la democracia, rechazando la Auditoria por la OEA y se convoque a nuevas elecciones.

Cada día crece voces de protesta, cada día se unen a la lucha mineros, gremiales, profesionales, magisterio, estudiantes de secundaria, que dan la cara, ponen el pecho como muralla contra la investida gubernamental.

Ahora asumen su rol y junto a ellos todos los que deseamos ver un sol radiante que da calor y energía para combatir a los impostores de la democracia, para caminar, luchar, escribir, dar todo por la patria, junto a nuestros hijos, hijas, esposas, familiares, porque hemos recibido una grande lección de la maravillosa juventud boliviana, sí, la lección que nunca es tarde para reaccionar contra la injusticia. Jamás rendirnos ante la impostura, la dictadura y tiranía, tener presente, todos, lo que manda nuestro himno nacional, nuestra enseña, la tricolor rojo, amarillo y verde ¡Morir, antes que esclavos vivir!

Nuestra inmensa gratitud a la juventud valerosa, a universitarios, profesionales, campesinos, indígenas, profesores, docentes, periodistas, a las heroicas madres que, en forma civilizada, pacifica, pero con decisión inquebrantable, luchan para derrotar a quienes se creen insustituibles, intocables, emisarios de la destrucción, corrupción, del autoritarismo.

Honor a la juventud boliviana, porque luchan por principios y valores humanos.

Los gobernantes no deben mentir, el voto rural del 20 de octubre fue tomado en cuenta y con ello no habían alcanzado a superar con un 10 o más % al candidato opositor. Eso de mentir que solo hay 1.000 manifestantes en Santa Cruz o ir a decir que, en los Cabildos de La Paz, Potosí, Cochabamba, Chuquisaca, Tarija, Beni, Pando, Oruro, asistieron 200, 300, 500, es miopía, enceguecidos por el uso del poder. El pueblo, entre ellos los del MAS, utiliza celulares, ingresa a los periódicos digitales de Bolivia y del exterior y se enteran de la verdad de los hechos, no se puede tapar el sol con un dedo.

Los gobernantes deben entender que son tiempos de la juventud que no quiere verse postergada y nuevamente frustrada porque no se respetó su voto del 21 F y del 20 de octubre 2019. Los gobernantes tienen que renunciar a eternizarse en el poder político por el bien de la convivencia civilizada entre bolivianos.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -