6 C
La Paz
viernes, abril 16, 2021
InicioOpiniónEditorialLa epidemia se muestra más grave

La epidemia se muestra más grave

La sede de gobierno es sometida a un rastrillaje para identificar casos de coronavirus, en un intento por obtener información más precisa para establecer la magnitud de la pandemia, ya que los datos actuales están basados en los casos positivos que se detectan y no en el universo potencial de esta epidemia, debido a las pocas pruebas que se toman en relación a las necesidades objetivas para establecer datos más confiables. Estos rastrillajes ya se han realizado en Santa Cruz, Beni, Sucre y otros departamentos, y ahora son los municipios de La Paz y El Alto que desarrollan la búsqueda de contagiados.

En la sede de gobierno el objetivo es visitar al menos 143 barrios. Es de desear se lo haga en todas las zonas sin preferir a algunas y preterir a otras. Durante el «megarastrillaje» se pretende llegar a unas 400.000 personas y se prevé aplicar 20.000 pruebas rápidas de COVID-19. Insuficientes para un universo de un millón de personas. Para ello, en el tiempo en el que se desarrolle la campaña se movilizarán a 600 brigadas que recorrerán, los barrios paceños de acuerdo al informe oficial.

En los dos primeros días de rastrillaje del viernes y sábado, se logró tomar 1.122 pruebas rápidas, detectando 381 casos positivos de COVID-19. El sábado más de 2.000 pruebas. Las visitas a domicilios de acuerdo a un cronograma y mapeo continuarán hoy domingo y luego de una pausa, se reiniciará el próximo fin de semana, también durante tres días.

En la ciudad de El Alto también se está efectuando un rastrillaje y se pretende cubrir 50.000 mil hogares en los distritos 1 y 3. Más de 2.000 voluntarios estarían trabajando.

Durante la semana pasada se registró un considerable aumento de casos, especialmente en La Paz. Contrariamente, Santa Cruz que tiene el mayor número de contagios, comenzó a una importante bajada en nuevos casos y también en el número de recuperados. El promedio de la semana pasada hasta el sábado ha sido de 1.400 nuevos casos en el país, de manera que en todo el territorio hay más de 108 mil casos confirmados, sin contar los establecidos en los últimos rastrillajes, y cerca de 4.400 fallecidos.

El Ministerio de Salud efectúa un estudio sobre la base de los casos de COVID-19 comprobados, tomando en cuenta variables epidemiológicas y demográficas, y sobre esos datos categoriza a los 339 municipios del país en tres niveles de riesgo. De acuerdo con ese estudio el número de municipios con índice alto de contagios subió de 121 a 158. La última proyección establece 158 municipios con riesgo alto, 156 municipios con riesgo medio y 25 municipios con riesgo moderado.

Algunos factores plenamente establecidos, como la saturación de los hospitales, la imposibilidad de recibir a más enfermos, la escasez de medicamentos, y otras señales, hacen temer que el impacto del coronavirus sea mayor al que se cree. Esta situación coloca a Bolivia entre los países que, en función de la población, se muestra más vulnerable, debido a que la información disponible no es precisamente la más confiable. Inclusive hay algunas proyecciones internacionales que, por la cantidad de contagios y decesos, presentan a Bolivia en el puesto 26 entre 188 países. Se trata del ranking mundial COVID-19, elaborado en tiempo real por la Universidad Johns Hopkins de Estados Unidos.

De acuerdo a estos datos, y tomando en cuenta la población, Bolivia estaría entre los países con mayor riesgo en Latinoamérica, solamente por debajo de Brasil. Otro estudio señala que el número de muertes en Bolivia es mucho mayor que el citado por los informes oficiales. El periódico norteamericano The New York Times, informa que el número real de muertes durante el brote de coronavirus es casi cinco veces mayor que los datos que se manejan. El periódico hace una comparación y establece que el aumento de la mortalidad, en función de su población, es más del doble que el de Estados Unidos, y muy superior a los niveles de Italia, España y Reino Unido.

Recordemos que la policía y las autoridades informaron de un notable incremento en el recojo de cuerpos de personas fallecidas sin establecer causa, determinándose la incineración o entierro en fosas improvisadas por temor a los contagios. Esperemos que con los rastrillajes que se realizan en todo el país se pueda tener una idea más precisa de la magnitud de la epidemia, para asumir acciones urgentes que debieron tomarse hace cinco meses atrás, pero que fueron obstaculizadas por diversos factores que van desde la negación de la Asamblea Legislativa para liberar dineros y presupuesto de salud, falta de hospitales, equipos y medios, hasta negligencia, corrupción, y reacciones tardías.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -