6 C
La Paz
domingo, julio 25, 2021
InicioBoliviaSeguridadLa Fiscalía y Policía investigan la muerte de Orlando Gutiérrez

La Fiscalía y Policía investigan la muerte de Orlando Gutiérrez

La Fiscalía y la Policía investigan la muerte del líder minero Orlando Gutiérrez, fallecido en una clínica privada en condiciones que su familia se niega a divulgar.

Gutiérrez murió en la víspera luego de pasar alrededor de una semana ingresado en la clínica privada Cemes de La Paz, que se ha negado a dar información a entidades como la Policía, el Ministerio Público y la Defensoría del Pueblo a pedido de la familia del difunto, dijo este jueves a los medios el viceministro de Régimen Interior, Javier Issa.

«Existe un hermetismo tanto de la familia como de la propia clínica para otorgar información sobre el estado de salud primario de Gutiérrez al momento de su ingreso», lamentó.

La fecha exacta de ingreso del minero al centro de salud se desconoce, aunque fue en algún momento de la semana pasada, y por ahora se sabe únicamente que fue internado «con un traumatismo encéfalo craneal en el lado izquierdo de la cabeza», dijo Issa.

La escasa información recibida por la Policía fue que aquello «no revestía peligro para la vida de Gutiérrez, cosa que no fue cierta» porque luego murió y no se sabe si fue por el trauma en la cabeza «o tal vez existían otras cosas que todavía tienen que ser investigadas», sostuvo.

Según Issa, la clínica pidió un «requerimiento fiscal» para dar información sobre el caso, algo en lo que ya trabajan el Ministerio Público y la Policía, que investigan «de oficio» el suceso, ya que ni la familia, ni el sindicato que representaba han presentado una denuncia formal.

El Ministerio de Gobierno «se ha constituido en parte» en la investigación y hará lo que esté a su alcance «para aclarar este fallecimiento», agregó.

La familia y el personal de la clínica no permitieron que la Policía haga el levantamiento del cadáver y se negaron a que se le practique una autopsia, según denunció la Fiscalía.

La polémica

Gutiérrez, que tenía 36 años, era el máximo dirigente de la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia desde 2015 y militaba en el Movimiento al Socialismo (MAS), ganador de las recientes elecciones generales en el país.

El minero se caracterizó por un discurso duro contra los detractores al MAS e incluso advirtió con una convulsión social si había irregularidades en los comicios que ese partido confiaba en ganar en primera vuelta.

Su cuerpo fue velado en una primera instancia en la sede de la federación de mineros en La Paz y en esta jornada fue trasladado a su natal Oruro, donde será enterrado.

La comisión del MAS que se reunió en esta jornada con el Gobierno transitorio para coordinar el traspaso de mando pidió a las autoridades interinas que se investigue la muerte de Gutiérrez.

La federación de mineros aseguró en un comunicado que su líder fue víctima de un «atentado y asesinato cruel», del que sindican a la «derecha fascista» por su «lucha frontal» contra el Gobierno transitorio.

La defensora interina del Pueblo, Nadia Cruz, demandó que se investiguen unas «amenazas y persecución por funcionarios estatales» de las que supuestamente Gutiérrez era víctima «por su actividad política».

Issa sostuvo que no existe «ninguna denuncia» formal de alguna agresión contra el líder minero «o que se ha atentado contra su vida» y reiteró el compromiso de investigar las circunstancias en que murió.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -