7 C
La Paz
viernes, diciembre 9, 2022
InicioBoliviaLa Policía busca fármacos de contrabando tras detener a una banda

La Policía busca fármacos de contrabando tras detener a una banda

La Policía boliviana llevó a cabo una serie de operativos contra el contrabando de medicinas, tras la detención de una banda en la frontera con Perú acusada de falsificar fármacos, ante el temor de que pudieran haber llegado incluso a centros sanitarios.

El ministro de Gobierno (Interior) de Bolivia, Carlos Romero, declaró ayer a los medios que la Policía instruyó estos operativos a su Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC).

Los controles se desarrollan especialmente en centros de comercialización y distribución de medicinas de las principales ciudades de Bolivia, en coordinación con la Agencia Estatal de Medicamentos y Tecnologías en Salud (Agemed), manifestó Romero.

La autoridad apuntó que además del mercado de fármacos, se analizará la conveniencia de intervenir además en otros lugares, como «centros de atención médica».

Asimismo, advirtió de que el contrabando entra en Bolivia fundamentalmente por las fronteras con Chile y Perú, por lo que es posible que se refuerce también el control en estas zonas.

La detención la semana pasada en la ciudad boliviana de Desaguadero, en la frontera con Perú, de diez supuestos miembros, nueve peruanas y un boliviano, de una organización acusada de falsificar medicinas extendió un temor en Bolivia a que estos medicamentos pudieran haber llegado incluso a centros sanitarios.

El senador boliviano Ciro Zabala, del oficialista Movimiento Al Socialismo (MAS), calificó ante los medios el contrabando de medicinas como «un intento de asesinato», que a su juicio «debe discutirse a muy alto nivel» entre las autoridades de Bolivia.

Zabala lamentó que «gente sin ningún escrúpulo» ponga en riesgo la vida de las personas «por unos cuantos centavos» que gana con este comercio ilícito.

Un juzgado de Bolivia dictó el pasado lunes el ingreso en prisión de forma preventiva de siete de los detenidos en Desaguadero y medidas como la detención domiciliaria para otros tres.

Los procesados son acusados de supuestos delitos de enriquecimiento ilícito de particulares con afectación al Estado, legitimación de ganancias ilícitas, contrabando, contra la salud pública, receptación, por impedir y estorbar el ejercicio de funciones y por organización criminal.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, ha advertido en varias ocasiones de que el contrabando mueve unos mil millones de dólares anuales en el país y causa pérdidas al Estado boliviano por cerca de 350 millones cada año.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -