6 C
La Paz
domingo, octubre 17, 2021
InicioOpiniónEditorialLa salud en manos de las personas

La salud en manos de las personas

Pese al riesgo y las advertencias de los médicos y expertos, hoy comienza la cuarentena dinámica y la flexibilización de las actividades dispuesta por el gobierno, que autoriza activar el 40% del transporte público, reinició escalonado de actividades en los sectores estatal y privado, mientras en estos momentos, probablemente ya en todo el país existan unos 10 mil infectados por coronavirus, y hasta ahora, no se puede disponer de los laboratorios, respiradores, reactivos para las pruebas de COVID-19 ni el equipamiento de bioseguridad que se anunció como parte de la emergencia sanitaria.

Pudo más que la prudencia, las presiones políticas de sectores radicales, las exigencias de grupos económicos, las necesidades de comerciantes, trabajadores por cuenta propia, y especialmente del sector informal que genera la mayor cantidad de empleo en el país. Como consecuencia, a partir de ahora la salud está bajo la responsabilidad de cada ciudadano. Es la gente la que deberá cuidar su salud siguiendo los protocolos de seguridad y recomendaciones del Ministerio de Salud, de la OPS, OMS y de otras organizaciones especializadas. Está en manos de la gente salvar su vida y la de los demás quedándose en casa o saliendo con las precauciones que eviten una tragedia mayor a la que ya se vive.

Las ciudades de La Paz, El Alto, Cochabamba, Oruro, Cobija y Sucre decidieron retornar de forma gradual a sus actividades desde hoy, mientras Santa Cruz, Beni, Potosí y Tarija determinaron mantener la cuarentena estricta. Las autoridades nacionales, locales y departamentales no pudieron resistir la presión y en algunos casos fueron parte activa de la desobediencia a la cuarentena, además del activismo de movimientos políticos, para conseguir flexibilizar el aislamiento y definir la circulación vehicular, de personas, y restablecimiento del comercio, entre otros.

El jefe de Epidemiología del Ministerio de Salud, Virgilio Prieto, expresó su preocupación en sentido que la flexibilización de la cuarentena puede dar lugar a una «explosión de casos». A su vez las organizaciones de los médicos expresaron que la liberación de actividades puede significar el crecimiento exponencial de casos de COVID-19, si las personas no son conscientes y desacatan las medias de bioseguridad. El último informe oficial ha establecido un aumento en categoría de alto riesgo de algunas comunidades, de 48 se subió a 62 municipios con calificación de alto riesgo, entre ellos La Paz, El Alto y Cochabamba, que sin embargo decidieron ir a la normalización. Los pronósticos no son nada alentadores. El director del Servicio Departamental de Salud (Sedes) La Paz, René Sahonero, estimó que los casos positivos en la región se duplicarán en los próximos 10 o 15 días. Pidió a la población cumplir con las recomendaciones para evitar los contagios y alejarse de las personas que incumplan las medidas de bioseguridad, como de los que no usan barbijo.

Santa Cruz determinó mantener la cuarentena rígida para evitar un desenlace catastrófico. La alcaldesa Angélica Sosa, hizo conocer una proyección de contagios hasta el 18 junio en caso de flexibilizar la cuarentena, que elevaría a 15.875 personas infectadas. El presidente de la Sociedad Boliviana de Neumología, Antonio López, considera que al liberar los factores de riesgo, el nivel de contagio será muy elevado y puede producirse el colapso de las unidades de salud. La atención en las clínicas privadas tiene un costo muy elevado que no está al alcance de la población. La Cámara de Senadores aprobó un proyecto de Ley que dispone que, de manera extraordinaria y mientras dure la emergencia por el coronavirus COVID-19, las clínicas privadas podrán atender pacientes con cargo al nivel central del Estado, para los casos que sean derivados desde los centros médicos públicos.

La presidente del Senado, Eva Copa, manifestó que «el Gobierno central es quien tendría que subsidiar los costos» y garantizar la atención, pero no determinó la forma de obtener financiamiento, y la norma solamente señala que el gobierno disponga de los recursos de emergencia y créditos. El proyecto de decreto será considerado hoy por la Cámara de Diputados, pero al no estar garantizados los recursos económicos, se convierte en una disposición vacía, que tal vez beneficie a algunas personas. La situación actual coloca a la población ante la única salida posible y real que existe, y es que cada ciudadano debe ser responsable de su salud, cuidarse a sí mismo y a su familia, cumpliendo los protocolos de bioseguridad, actitud que beneficiará a la sociedad. Considerar soluciones y cumplimiento de los políticos sería esperar una quimera.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -