18 C
La Paz
domingo, abril 14, 2024
InicioEconomíaLas peripecias para comprar dólares en el país

Las peripecias para comprar dólares en el país

La inusual demanda de dólares en Bolivia tiene contra las cuerdas a quienes requieren indefectiblemente esa moneda para hacer transacciones, con las opciones de ir a recorrer los bancos privados en busca de la divisa, o pasar horas en una fila para comprarla en el Banco Central de Bolivia (BCB).

Este jueves se cumple el tercer día de venta directa de dólares en las oficinas del ente emisor en La Paz, a donde la gente ha acudido de forma masiva ante las limitaciones o escasez en la banca privada.

A media mañana, una hilera de gente aguardaba su turno en el ingreso hacia el sector de cajas del BCB, una fila que continuaba por fuera de las rejas de la entidad hasta casi dar vuelta el manzano entero.

Un comerciante que buscaba comprar dólares allí y que pidió mantener su nombre en reserva comentó a EFE que llegó a las 4:00 y ya había más de cien personas por delante suyo en la fila.

El hombre explicó que necesita dólares para hacer pagos a sus clientes, pues al usar la moneda nacional en esas transacciones pierde dinero, y que ningún banco le quiso vender la divisa extranjera, por lo que acudió al ente emisor.

Quienes no van al BCB se ven obligados a dar casi un paseo por la ciudad para probar suerte en cuanta sucursal bancaria o cajero automático se pueda.

La queja mayoritaria es la misma: que algunos bancos no tienen dólares para la venta y los que sí tienen, restringen las transacciones a montos bajos, u ofrecen bolivianos a quienes quieren cobrar giros del exterior.

Posición oficial

En una rueda de prensa, el presidente interino del Banco Central de Bolivia (BCB), Edwin Rojas, reiteró las medidas tomadas por el ente emisor para controlar los «afanes especulativos», como la liberación del encaje legal, «lo cual ha permitido que todo el sistema financiero ponga a disposición del público alrededor de 240 millones de dólares».

También informó que la semana pasada se asignó cerca de 2 millones de dólares a las casas de cambio y otros 91 millones a los bancos para la venta en esas entidades.

Ante la persistencia de la falta de dólares y la «especulación», el BCB inició el martes la venta directa en sus oficinas y a través del estatal Banco Unión.

La alta demanda de la población hizo que se aumentara el número de cajeros para atender al público en el BCB y también se amplió el horario de atención hasta las 21:00, destacó Rojas.

En tres días, la venta en el BCB alcanzó a unas 650 personas y un total de 7 millones de dólares vendidos, detalló.

«Este conjunto de medidas vemos que ha sido bastante exitoso porque el seguimiento que hacemos a la información a la tendencia en el mercado cambiario nos muestra que estamos volviendo a cierta regularidad», aseguró.

El contexto

El aumento de la demanda de dólares en el país coincidió con un reporte de las Reservas Internacionales Netas (RIN) que a principios de febrero estaban alrededor de los 3.800 millones de dólares, uno de los niveles más bajos desde 2014, cuando llegaron a los 15.122 millones.

Rojas insistió en culpar a analistas de haber generado un «ambiente de especulación» e «incertidumbre» en torno a la política cambiaria y la situación económica en el país en el último mes, lo que «ha exacerbado las expectativas de una parte de la población».

El presidente del privado Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), Demetrio Soruco, dijo a EFE que el aumento de la demanda de dólares «tiene que ver con un fenómeno de especulación por parte de intermediarios, pero también con la genuina preocupación de la gente que quiere cambiar sus ahorros en bolivianos» a la moneda extranjera ante la eventualidad de que suba el tipo de cambio.

El presidente interino del BCB aseguró que la economía boliviana «es absolutamente resiliente» y que no se va a modificar la política cambiaria.

«El BCB va a desplegar todo el potencial que tiene en materia de política monetaria, cambiaria y financiera para alcanzar las metas macroeconómicas y cumplir lo que nos hemos trazado a principios de gestión de mantener un tipo de cambio estable», aseveró Rojas.

Para Soruco, algunas medidas que se podrían tomar en un corto plazo son que los derechos especiales de giro (DEG) ante el Fondo Monetario Internacional (FMI) «se hagan líquidos en dólares», «la pignoración del oro del BCB» en esa moneda o colocar bonos en el país «a una tasa atractiva» para captar la divisa.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -