6 C
La Paz
domingo, septiembre 26, 2021
InicioOpiniónEditorialLate el corazón de Bolivia desde el valle

Late el corazón de Bolivia desde el valle

Cochabamba dio ejemplos de patriotismo y amor a la Patria en muchas oportunidades, pero especialmente en dos ocasiones demostró toda su voluntad de vivir en libertad. Fue en mayo en la Coronilla cuando las mujeres se enfrentaron al ejército español, y el 14 de septiembre de 1810 con un levantamiento armado, cuando Esteban Arce, Francisco de Rivero y un grupo de patriotas, tomaron el cuartel realista, símbolo del poder de la corona española, acontecimiento que derivó en la instauración de un gobierno revolucionario, y la continuación de los movimientos libertarios que se sucedieron en todo el Alto Perú, hasta lograr la independencia en 1825 y la creación de la República de Bolivia.

La posición geográfica no es la única referencia para afirmar que Cochabamba es el corazón del país, ya que la comunidad de este distrito ha demostrado su amor al terruño, sus convicciones democráticas de gente libre, y su solidaridad que hace posible que la integración nacional sea una realidad. Al celebrar los 211 años de la revolución gestada en el valle, Bolivia tiene que agradecer a esta tierra su aporte a la unidad, su ejemplo de patriotismo y vocación solidaria. La esencia de Cochabamba, no solo está reflejada por el mejor clima del país, y su diversidad productiva, sino fundamentalmente, por la amplitud de su gente. Una fuerza generadora suple los equívocos de las autoridades y trabaja para salir adelante, ya que siempre en Cochabamba hubo iniciativas que lo convirtieron en un departamento industrial, pujante y digno. Cochabamba, es uno de los departamentos más diversos por su conformación geográfica, ubicado en el centro del país, se destaca no solamente por su agradable clima, y lugar preferido para la recuperación de la salud, sino por recursos naturales abundantes, su riqueza en hidrocarburos y minería, además de constituirse en el contacto integrador de la nacionalidad y nexo con todos los departamentos, tanto por recibir a bolivianos de todo lado como por su vocación de estar en todo el país y fuera de las fronteras sentando la presencia inconfundible de «la llajta». Es cierto que ha perdido el primer lugar en producción agropecuaria. Recordemos que Cochabamba abastecía de trigo al país, además de otros productos agropecuarios y fruta. Las desviaciones políticas hicieron que los gobiernos de turno decidieran importar trigo y recibir donaciones, para ser vendidas internamente a precios subvencionado, en una competencia desleal que acabó con la producción nacional que no podía competir con el regalo, que finalmente se convirtió en un presente griego. El liderazgo productor se trasladó a Santa Cruz, pero Cochabamba poco a poco se encamina a volver a ser la base de sustento para la seguridad alimentaria del país. Pese a los efectos destructivos de la pandemia, Cochabamba ha seguido produciendo y llenando las necesidades nacionales. Según información de la Cámara Departamental de Exportadores de Cochabamba (Cadexco), se ha producido una sensible caída de las exportaciones de la región en los últimos años de más o menos un 35%. De todas maneras, el Producto Interno Bruto (PIB) de Cochabamba superó los 6 mil millones de dólares, registrando un crecimiento anual por encima del nacional.

Hay también indicadores que demuestran que la economía se está reactivando en este departamento, pese a la pandemia, la base empresarial de Cochabamba creció en 1,9 por ciento en el último año. En julio de 2020 había 57.070 empresas y, en julio de 2021, 58.174. En este periodo se inscribieron 1.772 nuevas empresas y otras 920 cancelaron su matrícula. Otro dato señala que las ventas facturadas de los restaurantes aumentaron en 13 por ciento entre enero y junio de 2021 en comparación con similar periodo del año pasado. Hay, además, algunas iniciativas que merecen ser estimuladas para aprovechar el potencial y la vocación agropecuaria de los valles, para lo cual es necesario que exista armonía entre la gobernación, y los municipios de manera que puedan concebirse proyectos factibles, bien estudiados y no elefantes blancos impuestos por la agenda política.

El gobierno central, con motivo de la efeméride cívica, anunció la ejecución de varios proyectos en Cochabamba. El presidente Luis Arce informó que se destinó Bs 4.856 millones para la gestión 2021 en proyectos de inversión pública para este departamento. En su discurso recordando los 211 años de gesta libertaria, dijo que se proyecta «incrementar la productividad, diversificar la producción y la industrialización”. Dijo que ha visitado diversos municipios y comunidades entregando obras de riego, de equipamiento y de apoyo a la producción. Pidió que se acompañe al Gobierno “a encaminar las políticas económicas para ver a nuestro país liberado, industrializado y con justicia social». Dijo también que se encaran importantes proyectos camineros para integrar al departamento, como la doble vía Puente Chimoré – Puente Mariposas con una inversión de $us 18 millones; la doble vía Puente Mariposas – Ivirgarzama, por $us 48 millones; la doble vía Puente Chimoré – Villa Tunari, por $us 41 millones.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -