6 C
La Paz
viernes, junio 25, 2021
InicioOpiniónEditorialLevantar la bioseguridad puede llevar al desastre

Levantar la bioseguridad puede llevar al desastre

Mientras la Organización Mundial de la Salud, advierte que levantar las medidas de salud pública contra la covid-19 demasiado rápido «puede ser desastroso», incluso en los países con altas tasas de vacunación, en Bolivia se mantiene una actitud irresponsable desatendiendo las medidas de bioseguridad recomendadas, incumpliendo las restricciones dispuestas por los Comités de Operaciones de Emergencia y los servicios de salud, ante la indiferencia del gobierno que da prioridad a la persecución política y el odio a la oposición por encima de la salud de la población. Los anuncios de millones de dosis de vacunas siguen en esos, en anuncios, y en escusas responsabilizando a otros de la dejadez e indiferencia.

Las pocas partidas de vacuas que llegaron se agotan. No hay medicamentos, oxígeno ni suficientes centros hospitalarios. La muerte en nuestro país de 15 mil personas infectadas por coronavirus, y el alto índice de mortalidad por la pandemia no han sido argumentos suficientes para dar atención preferencial a la salud pública, que se sigue debatiendo en las carencias. Tampoco se escuchó el llamado del director general de la OMS, Tedros Adhanom Gebreyesus, quien aseguró que la pandemia tiene «dos velocidades»: mientras algunos siguen en una situación muy peligrosa por la falta de vacunas, los países con tasas más altas de inmunización están comenzando a hablar de «acabar con las restricciones». Recomendó mantener las medidas de bioseguridad «y ajustarse según la circulación del virus y la capacidad de respuesta». «Levantar las restricciones demasiado rápido podría ser desastroso para aquellos que no están vacunados», advirtió el director de la Organización. Inclusive dijo que todavía hay riesgo en países que lograron amplios porcentajes de vacación, como Chile que alcanzó vacunar a más del 55 %. Recordó que, aunque las vacunas evitan enfermemos de gravedad, no son 100% eficaces en prevenir la transmisión del virus. «Hay una tendencia natural a pensar que una vez que se está vacunado se está protegido y bajar la guardia y dejar de usar mascarilla o guardar distancia. Quizás esto es una llamada de atención a la población donde la vacunación aumenta, pero no ha llegado al punto en el que podemos bajar la guardia», explicó la doctora Soumya Swaminathan, directora científica de la OMS.

Frente a esta realidad resultan insuficientes las medidas adoptadas hasta ahora, pese a algunos confinamientos y restricciones temporales en algunas ciudades. El Comité de Operaciones de Emergencia Departamental (COED) de La Paz determinó mantener las medidas restrictivas al consumo de alcohol, cierre de centros de esparcimiento y recreación como karaokes y discotecas, además de limitar el aforo en reuniones sociales, entre otras determinaciones, pero reconociendo la impotencia para hacer respetar las medidas adoptadas. Las autoridades distritales intentarán nuevamente dialogar con el presidente Luis Arce para coordinar acciones dirigidas a enfrentar la tercera ola del coronavirus, y explicar las carencias y necesidades. Se remitirá una nota al Jefe de Estado que según el alcalde Iván Arias expondrá la «necesaria participación directa, urgente e inmediata del nivel central del Estado en el marco de sus atribuciones y competencias» para coadyuvar en la lucha contra la covid-19 en La Paz.

También pide que el Gobierno garantice la implementación de una planta de oxígeno para el departamento de La Paz, designar un número mínimo y suficiente de vacunas contra la covid-19 para el departamento, así como el personal de salud para su distribución y aplicación; instruir al Ministerio de Medio Ambiente y Agua, que haga respetar la protección ambiental con la aplicación de mecanismos de control eficiente contra el chaqueo y quema indiscriminada de bosques en el área rural. Tradicionalmente en el mes de junio se acentúan las quemas para habilitar tierras de cultivo, y esta situación afecta al medio ambiente, contamina el aire y atenta contra la salud de la población, más aún a quienes padecen enfermedades de base o se contagiaron de coronavirus.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -