Miles de expedientes de dictaduras en Bolivia podrán consultarse libremente

APG

Miles de expedientes revisados y catalogados por la Comisión de la Verdad, encargada de investigar crímenes de las dictaduras militares entre 1964 y 1982 en Bolivia, están a disposición para su consulta al haber pasado a custodia de la Biblioteca y Archivo Histórico del Legislativo del país.

Los documentos, contenidos en 880 cajas, fueron entregados ayer por integrantes de la Comisión de la Verdad a la presidenta de la Asamblea Legislativa, la senadora Eva Copa, en un acto en la Vicepresidencia del Estado en La Paz, que acoge el archivo.

La comisión recibió estos papeles «en calidad de files» o expedientes con una serie de testimonios «donde varias personas que habían sido agredidas en sus derechos expresaban su reclamo ante el Estado», explicó el director de la entidad, Fernando Rodríguez.

«Hoy esa documentación que simplemente estaba expresada en files la hemos traducido en documentación archivística, que ha seguido todas las normas de la archivística internacional y ahora puede ser consultada por investigadores de cualquier parte del mundo», afirmó.

Rodríguez resaltó que este «plus» producido por la Comisión de la Verdad fue posible gracias a jóvenes investigadores, historiadores, archivistas y abogados que trabajaron en la «descripción y el análisis de la documentación, la limpieza de los documentos, la estructuración en nuevos files» y la elaboración de las cajas.

Ha sido «un trabajo titánico», remarcó el director, quien también anunció que el informe final, así como otros documentos que lo sustentan, serán presentados el próximo 20 de diciembre, según lo indicado en las normas que amparan el funcionamiento de la comisión.

«Esta documentación, como está estructurada y que implica un trabajo científico, vendrá a ser patrimonio de los archivos del Estado y en esa perspectiva creemos que estamos brindando un aporte al desarrollo de la historia de nuestro país como Comisión de la Verdad», añadió Rodríguez.

A su turno, el presidente alterno de la comisión, Edgar Ramírez, sostuvo que la documentación debe permanecer en la Biblioteca y Archivo Histórico del Legislativo no para que «estén guardados eternamente y nadie los toque», sino para generar nuevas indagaciones más exhaustivas sobre el periodo de las dictaduras.

«Por eso estará abierto y a disposición de los bolivianos que quieran hacer uso de ellos», manifestó Ramírez.

La senadora Copa agradeció a la comisión por su trabajo y destacó que la documentación permitirá que las «nuevas generaciones» «conozcan esta parte nefasta» de la historia boliviana.

«Ojalá no permitan que se repita, ni en gobiernos militares de facto ni en otros gobiernos que a título de democracia persiguen y vulneran derechos humanos», agregó Copa.

La Comisión de la Verdad fue creada mediante una ley nacional en diciembre de 2016, comenzó a trabajar en agosto de 2017 y en 2018 el Legislativo boliviano le permitió ampliar por un año su labor.

Se cree que durante el periodo de 1964 a 1982 las dictaduras militares dejaron 1.392 personas asesinadas, 486 desaparecidos y 2.469 exiliados, según datos elevados por el jesuita español Federico Aguiló y que son referentes de la investigación.