Morales fracasó como jefe de campaña de Edgar Patana

Adeptos a Abel Mamani, exministro de Aguas del primer gobierno de Evo Morales, a su tiempo denunciaron que el exministro de Relaciones Exteriores David Choquehuanca Céspedes era el mentor del exalcalde de El Alto, Edgar Patana y fue quien recomendó al ex Presidente «su reelección».

Encandilados por la propaganda que hacía Choquehuanca en favor de Patana, Evo Morales y Álvaro García Linera se convirtieron en jefes de campaña del exalcalde. Asistieron a su proclamación, pidieron a los vecinos que voten por él en varios distritos. En afiches se veía en primera plana a Patana detrás suyo en escala inferior al ex Presidente Morales.

Habiendo perdido la reelección y procesado por la vía penal, por varios delitos cometidos en su gestión como burgomaestre, Edgar Patana, fue remitido detenido a la cárcel de San Pedro.

La respuesta del ex Presidente fue inmediata, destituyó a David Choquehuanca.

Calixto Ticona y Reynaldo Laruta Mamani, recordaron «cuando se citó a Patana para que rinda informativa ante el Fiscal de Materia, de pronto ocurrió el siniestro de la Alcaldía Municipal, colaboradores de Patana habían incendiado la comuna para luego quemar miles de papeles, entre ellos copias de resoluciones confiriendo obras en forma directa a determinadas empresas constructoras ligadas al Ministro de Relaciones Exteriores, sin licitación pública y también las esquelas de recomendaciones de David Choquehuanca».

«El que Evo Morales haya sido elegido jefe de campaña del MAS, para las próximas elecciones, nos tiene sin cuidado», señalaron miembros del Partido Demócrata Cristiano.

Indicaron, «a quiénes podría recomendar para que sean candidatos a la Presidencia (habiendo escapado Luis Arce Catacora), Vicepresidencia, diputados y senadores, a distancia o por satélite si los actuales de la Asamblea Legislativa están raleados y por gracia de la presidenta Añez se mantienen en el cargo para percibir aguinaldo y dietas, que mejor mensaje al ex Presidente para que no concurra a proclamaciones vía vídeos y recuerde, cuando en el palacio Manuel Isidoro Belzu iba a ser ungido presidente, apareció Melgarejo en las gradas y le disparó dos tiros, saliendo a los balcones dijo a la multitud concentrada en la Plaza Murillo ¡Belzu ha muerto, ¿quién vive ahora?! el pueblo respondió ¡Viva Melgarejo!».

«Son otros tiempos, las lealtades son efímeras», advirtió Cristóbal Suárez.