15 C
La Paz
jueves, enero 26, 2023
InicioBoliviaSociedadMuere el jesuita español Xavier Albó y deja un gran legado social...

Muere el jesuita español Xavier Albó y deja un gran legado social en Bolivia

El jesuita español Xavier Albó falleció este viernes a los 88 años en la ciudad de Cochabamba, debido a complicaciones en su estado de salud por un tumor cerebral.

«La Compañía de Jesús en Bolivia desea comunicar que el P. Xavier Albó, SJ. ha partido a la casa del Dios Padre/Madre y recibe de él un abrazo amoroso. Damos gracias por la vida compartida con nuestro compañero», fue el mensaje de la orden religiosa en sus redes sociales.

El pasado domingo los jesuitas informaron que Albó tuvo que ser hospitalizado ya que su estado de salud era «muy delicado», por lo que recibiría atención médica especializada y el cuidado de la comunidad jesuita.

Durante el velatorio, el sacerdote Antonio Menacho recordó varios momentos que compartió con Albó, como la llegada de ambos a Bolivia en 1952, así como los votos y la ordenación presbiteral que también compartieron, aunque desarrollaron «un apostolado muy distinto».

Menacho destacó el carácter alegre de Albó, pues aseguró que «nunca» lo vio «triste o pesimista» además destacó su fructífero legado académico como antropólogo y lingüista, pues conoció como nadie «todas las etnias» de Bolivia.

Hace unos siete años, Albó «tuvo varios derrames cerebrales», por lo que tuvo que someterse a varias operaciones en la cabeza y aun así «ha podido vivir alegremente», remarcó Menacho.

Varias las personalidades bolivianas han lamentado el deceso de Albó, como el presidente del país, Luis Arce, que en Twitter destacó que su vida «fue el claro ejemplo de que la revolución y la religión pueden ir de la mano».

Por su parte, el exmandatario Evo Morales se refirió a Albó como un «religioso e intelectual comprometido con la lucha por la dignidad» de los pueblos indígenas y resaltó que su pensamiento «sirvió de base para la construcción del Estado Plurinacional» en Bolivia.

«Su compromiso de vida, su fe y su inestimable aporte intelectual para comprender mejor a la sociedad, en busca de justicia, igualdad e inclusión, nos dejan un legado imperecedero», expresó el también expresidente Carlos Mesa.

Albó nació en La Garriga (España) en 1934, fue jesuita, lingüista, investigador y antropólogo, en 1952 llegó a Bolivia y dedicó gran parte de su vida al estudio de las lenguas y las poblaciones indígenas.

También se recuerda a Albó por participar en la huelga de hambre junto al también jesuita español Luis Espinal y la dirigente minera Domitila Chungara que forzó la salida de la Presidencia de Bolivia del dictador Hugo Bánzer Suárez (1971-1978).

Tiene varios libros publicados y ganó distinciones como la condecoración como Doctor Honoris Causa de la Universidad Mayor de San Andrés de La Paz y recibió la orden de Cóndor de Los Andes en el grado de Caballero en 2016, la máxima condecoración otorgada en el país.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -