4.2 C
La Paz
jueves, julio 18, 2024
InicioBoliviaSociedadMujeres impulsan el cambio de pensamiento para frenar feminicidios

Mujeres impulsan el cambio de pensamiento para frenar feminicidios

Miles de mujeres se manifestaron este miércoles por el Día Internacional de la Mujer para impulsar un «cambio de pensamiento» que logre revertir los constantes feminicidios y casos de violencia machista, que ubican al país como uno de los más violentos en la región.

En ciudades como La Paz, Santa Cruz, El Alto y Cochabamba, que aglutinan la mayor población del país, hubo concentraciones, plantones, ferias informativas o marchas de colectivos feministas de diferentes orientaciones para exigir acciones contra la violencia de género.

En La Paz se efectuaron varias manifestaciones, una por la mañana que congregó a trabajadoras del sector público y sectores sociales afines al Gobierno del presidente Luis Arce que recorrieron el centro de la ciudad.

En un mensaje en Twitter, el mandatario aseveró que esta jornada «debe ser un día de memoria, resistencia y homenaje a la histórica lucha de las mujeres», que «guían» la despatriarcalización.

En la tarde, una otra movilización mucho mayor aglutinó a las activistas por los derechos de las mujeres y también hizo un recorrido desde la zona oeste hasta el centro de la ciudad, con cánticos, tambores y llamados a la acción en defensa de las víctimas de violencia.

Ese bloque de mujeres portaba distintivos morados como pañuelos y efectuó un plantón en puertas de la Fiscalía para exigir justicia por los casos de feminicidio y violencia no resueltos.

En El Alto, la segunda ciudad más poblada del país, un grupo de mujeres recorrió La Ceja, la zona comercial de esa urbe, repartiendo folletos y animando a los transeúntes a reforzar esa causa y dejar la «indiferencia» ante la violencia de género.

Cambio de mentalidad

Uno de los desafíos más importantes en la lucha contra la violencia machista es el «cambio de pensamiento» en relación a estos hechos, dijo a EFE Samady Balcácer activista del Centro Gregoria Apaza, que otorga apoyo a mujeres en El Alto en una organización feminista.

Balcácer consideró que todavía existen «creencias predominantes» como dispositivos de violencia y que asocian a las mujeres con las labores domésticas, prohibiciones para trabajar, celos o el «sentido de propiedad» sobre la persona.

Estas conductas se acentúan en el área rural, en donde las mujeres deben sentarse en el suelo mientras que a los varones se les reserva las sillas, ejemplificó.

«Nos han enseñado de pequeños que ‘los trapos sucios se lavan en casa'» y «hay que entender que los problemas de pareja no solo son de dos» sino que es un tema «de toda la sociedad», señaló a EFE Génesis Quispe, una mujer sobreviviente de violencia.

Quispe relató que consiguió romper el «bucle» de la violencia librándose de una «muerte segura», por lo que ahora trabaja como promotora de derechos de las mujeres impulsando a que las víctimas denuncien a su agresor e inicien una nueva etapa.

Cuestiones pendientes

Bolivia tiene desde 2013 una ley que protege a las mujeres de todo tipo de violencia, una norma cuya modificación fue anunciada a mediados del año pasado ante las quejas de organizaciones feministas porque no se aplica plenamente.

El proyecto de ley no ha avanzado en el Parlamento y recientemente el ministro de Justicia, Iván Lima, dijo a EFE que aún faltan consensos para su debate.

El país cerró 2022 con 94 feminicidios mientras que entre el 1 de enero y el 2 de marzo de este año se han reportado 17 crímenes fatales por violencia machista, según los datos de la Fiscalía.

Esa misma institución informó que desde comienzos de año se han registrado 8.861 casos de violencia contra mujeres y menores entre los que predominan violencia doméstica y abusos sexuales.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -