Murillo: No se permitirá que dirigentes armen otro país en Chapare

El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, advirtió ayer en Santa Cruz que no se permitirá que los dirigentes del Chapare «armen otro país» en esa región, con bloqueo de caminos y amenazas de impedir operativos como el sucedido con 18 médicos cubanos que debían ser evacuados vía aérea de Villa Tunari.

En cumplimiento a compromisos con el canciller y el embajador de Cuba, Murillo accedió a organizar un operativo aéreo para sacar a los médicos y que junto a otros retornen a su país por una decisión de La Habana. Sin embargo, el mismo fue suspendido porque los dirigentes amenazaron y la embajada asumió la responsabilidad de sacarlos vía terrestre.

«No queremos usar la fuerza, pero no vamos a bajar la firmeza. Pedimos a todos los que están moviendo esto, que bajen la intensidad. No pueden secuestrar a gente que estaba ayudando. No vamos a permitir que se arme otro país en Chapare, les pedimos que reflexionen, no queremos tomar medidas de otro tipo», indicó.

Lamentó que los dirigentes no piensen en su gente de base que es la más perjudicada porque está perdiendo la producción de frutas y verduras.

Asegura que esta actitud demuestra que hay marcados intereses del narcotráfico en no permitir la presencia del Estado y advirtió, a los responsables del bloqueo, que están cometiendo un delito al impedir que la gente circule.

Consultado sobre el anuncio de Evo Morales de retornar al país, Murillo cree que el expresidente está cometiendo muchos errores al creer que es lindo vivir en una residencia de 8 millones de dólares, «andando en vagonetas, con seguridad y con mujeres por todo lado», mientras en Bolivia «sus hermanos campesinos están tirados en las carreteras y se están matando entre ellos.

Aclaró que Morales no tiene ningún juicio ni un impedimento para retornar. Nadie lo amenazó con meterlo a la cárcel, sino que él salió volando del país, pero si retorna habrá que ver cómo reacciona la gente, comentó.