6 C
La Paz
domingo, abril 18, 2021
InicioOpiniónNavidad, amor, vida

Navidad, amor, vida

Guido Pizarroso Durán (*)

La sombra de la peste cubre al mundo sembrando dolor, muerte y enormes daños a las familias, a la economía y a la forma de vida, pero no ha podido aplacar un sentimiento profundo de fe y esperanza que la Navidad inflama en todos los corazones. Las sirenas de las ambulancias que anuncian la expansión del coronavirus tampoco podrán callar los tintineos de los chullu-chullus y panderetas de los niños que adoran el nacimiento de Jesús, ni la algarabía de los villancicos, que suplirán con creces a la ostentación de los que creen que es una fiesta para el placer.

El significado de la Navidad va más allá de una tradición porque encierra un mensaje de amor, vida, sentimiento y devoción familiar que se resume, muchas veces, en una imagen de un recién nacido que simboliza la convicción de que la espiritualidad es una realidad y no solamente una sensación.

El cristianismo destaca la Navidad como el significado de Adviento, es decir la llegada de algo nuevo. Aleteia, el brazo de comunicación de la Iglesia Católica, recuerda «el nacimiento de Jesús como algo nuevo que entra a nuestra vida. Nuevas posibilidades, proyectos y propósitos. Este es el momento del año para creer y trazar esos ideales».

Explica que «pensar en un año marcado por la pandemia puede ser algo duro, pero la vida con sus etapas cambiantes va aportando valores a nuestra existencia y a la necesidad que tenemos de volver a empezar. Quizás el mayor impacto que tendrá el COVID-19 en estas fiestas será el de poder tener una mayor conciencia sobre estas cosas. Cuando la esperanza se había debilitado, Dios envió a su Hijo al mundo de modo que, «el que crea en él no perezca, sino que tenga vida eterna» (Juan 3:16). Y San Pablo dijo: «El que vive en Cristo es una nueva criatura: lo antiguo ha desaparecido, un ser nuevo se ha hecho presente». (Segunda carta de los Corintios 5:17).

La Navidad tiene ese efecto especial tanto para personas cristianas como no cristianas. La preparación que entra en su celebración nos muestra el valor de esa novedad que trae la paz. Una paz que incluye a todos. Así como la Navidad marcó el comienzo de la nueva era cristiana hace más de dos mil años desde un pesebre, también hoy es un modelo de novedad que llega a todos los rincones del planeta. La novedad es que la vida en Cristo nos ayuda a encontrar nuevas perspectivas en la nuestra. ¿Qué podemos contemplar hoy en ese niño que nace para volver a empezar? Los católicos creen firmemente que esa imagen del Niño, es Vida.

El nacimiento de Jesús recuerda que la vida es un don. Esta pandemia nos ha demostrado que no tenemos el control sobre ella y somos vulnerables. Es necesario comprender que es un deber individual y colectivo, cuidar la vida, valorarla, protégela, y vivir agradecidos por salir adelante.

La Navidad también llega con un mensaje de amor, esperanza y triunfo, luego de haber pasado un año difícil por la pandemia con pérdidas familiares, de amigos y compañeros del diario trajinar; después de haber sufrido pérdidas materiales y de circunstancias, resurge un nuevo horizonte de oportunidades.

Desde una óptica objetiva, Navidad es un término de origen latino que significa nacimiento, y se origina con la llegada al mundo de Jesús de Nazaret, luego conocido como Jesucristo a través de la historia y de las tradiciones religiosas. Se celebra el 25 de diciembre (para las iglesias católicas, anglicanas, ortodoxa rumana y algunas protestantes) o el 7 de enero (para las iglesias ortodoxas que no adoptaron el calendario gregoriano).

Aunque la tradición indica que el nacimiento de Cristo se produjo un 25 de diciembre en Belén, los historiadores creen que la verdadera natividad de Jesús tuvo lugar entre abril y mayo. La palabra Navidad proviene del vocablo latín Nativitas, que significa nacimiento. Según la Real Academia Española (RAE) tiene la siguiente definición: «En el mundo cristiano, festividad anual en la que se conmemora el nacimiento de Jesucristo».

(*) Ex Presidente de la Asociación de Periodistas de La Paz.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -