6 C
La Paz
jueves, abril 15, 2021
InicioOpiniónEditorialNepotismo encubre corrupción pública

Nepotismo encubre corrupción pública

Jamás antes en la historia republicana se había desarrollado el virus del nepotismo como el que acaeció hace catorce años, no solo que se suprimió, por ejemplo, la Academia Diplomática y se puso a gente que ignoraba el mínimo concepto de lo que significa el servicio exterior y la representación del Estado, se amparó las fortunas ilícitas provenientes de contratos leoninos con el Estado y de otras actividades contrarias al imperio de la Ley.

El nepotismo, ni duda quepa, encubre actos dolosos de corrupción familiar o de paisanaje amparados en las estructuras de la administración de la cosa pública, contamina todas las esferas, y ocurren hechos como el del Fondiuc donde dineros que se captó para atender las premiosas necesidades de las comunidades, dos o tres dirigentes se avivaron y disfrutaron de las canonjías del poder y cobijados y protegidos por quienes eran sus parientes, o jefes de clan, ocasionaron el derrumbe económico del país y lo peor no tienen sentencia ejecutoriada pese al tiempo transcurrido ni pagaron la deuda ni los daños y perjuicios ocasionados al sector campesino y al país.

Por ello es significativo que el actual presidente haya dispuesto el cambio del ahora exministro de desarrollo rural lo que sin duda significa que existe predisposición a luchar contra ese mal endémico que genera ostentosas fortunas con dineros del pueblo, del Estado.

La nueva generación de dirigentes del MAS, y el actual presidente, vicepresidente, diputados, senadores, ministros, viceministros y otros servidores públicos están en los sitiales que al presente se encuentran, gracias al movimiento de la juventud boliviana, de los denominados «pititas», del 20 de octubre y noviembre de 2019, de lo contrario hubiera seguido toda la camarilla del anterior esquema que hizo un círculo de pasanaku en los puestos públicos entre sus allegados, no dando cabida a nuevas generaciones.

Los hechos de octubre, al margen de las posturas de quienes luego se convirtieron en candidatos a la presidencia, son relevantes, nuevas mentes y jóvenes valores de los partidos comienzan a emerger y no es porque los antiguos hubieran sido caudillos de un determinado tiempo, sino porque el ciclo de la vida es renovación, alternancia, compromiso, civismo, para lograr el desarrollo integral de Bolivia.

Se anunció que se planteará peticiones de informes y en su caso interpelaciones a otros ministros que aprovechando la coyuntura pensaron que podrían usufructuar con su parentela de la administración pública, y como dijo un diputado del MAS, «a todos hay que medir con la misma vara» si por los informes que presten los ministros aludidos se evidencie que en forma reciente, luego de su posesión como servidores públicos, incurrieron en nombrar en situaciones de decisiones ejecutivas o como personal a sus familiares, deben «dar un paso al costado» aseveró dicho parlamentario.

Si las denuncias públicas se mantienen en la congeladora, la rebeldía de los nuevos dirigentes se hará sentir, no solo de parte del oficialismo sino de la oposición.

Hay que depurar el nepotismo de las esferas de conducción administrativa, judicial y del servicio exterior.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -