6 C
La Paz
sábado, julio 24, 2021
InicioOpiniónEditorialNo se depuró el Padrón Electoral

No se depuró el Padrón Electoral

Varios asuntos de vital importancia, así como incógnitas agitan el ambiente político cuando el proceso electoral ingresa a una fase decisiva para los partidos, al iniciarse oficialmente actos públicos de campaña, aunque recién desde el viernes 18 de septiembre se podrá efectuar la difusión de la propaganda electoral en medios de comunicación.

Las agrupaciones políticas en esta etapa están limitadas por el riesgo de los contagios por coronavirus, situación que impide aglomeraciones, aunque no faltarán los políticos irresponsables que buscarán concentrar gente.

Asimismo, de acuerdo al calendario electoral, el próximo 10 de septiembre concluye el procesamiento de datos para la actualización del Padrón Electoral, que depara desconfianza de la gente, que duda que se haya logrado depurar todas las trampas dejadas por el TSE masista.

La división de las fuerzas democráticas que lucharon por la recuperación de la institucionalidad, los riesgos de la dispersión del voto, la posibilidad del ausentismo, perturban el ambiente electoral.

Sin duda, la coyuntura actual es muy complicada por varios ingredientes generadores de controversia, que tienen que ver con el hecho de que, pese a que el MAS ha sido desplazado del gobierno, mantiene control sobre varios mecanismos institucionales como la Asamblea Legislativa, el Órgano Judicial, algunas gobernaciones, municipios e inclusive algunas entidades estatales que obedecen a intereses políticos sectarios o regionales antes que a los objetivos nacionales.

Mientras las diferentes corrientes partidarias están paralizadas por el coronavirus en su contacto con la ciudadanía, el MAS está en plena campaña utilizando el poder que todavía tiene, y le permite movilizar a sus frentes operativos de propagación de directivas mediante algunas gobernaciones, municipios y organizaciones sociales afines, que inclusive no dudaron en perpetrar una serie de acciones delictivas. Los riesgos de violencia son muchos.

El Movimiento Al Socialismo se beneficia con la división de las agrupaciones que lograron una gran movilización el año pasado hasta lograr la renuncia de Morales.

El país se encuentra frente a grandes amenazas, ya que las fuerzas antidemocráticas, inclusive con apoyo externo, actúan impunemente y no dudan de emplear la violencia. Las agrupaciones cívicas y políticas en las que el pueblo depositó su esperanza de que sean el mecanismo del cambio se enfrascan en luchas intestinas. La delicada situación económica y los riesgos en la salud, completan un escenario que contribuye a la pérdida de confianza de la población en que haya transparencia electoral.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -