Nuestra «híbrida» democracia

Se ha retornado al estado, lamentable, en que el proceso democrático se ha desvirtuado, confirmando un estudio anterior que calificaba como «híbrida» a la democracia boliviana.

Un estudio elaborado el año 2015 por The Economist Intelligence Unit, sobre la «Calidad democrática de los gobiernos en América Latina», ubicó a Bolivia en el puesto 83 del ranking, entre los peor calificados, solamente por encima de Nicaragua y Venezuela.

La democracia boliviana fue considerada como «híbrida» con una calificación de 5.79 en el estudio que examina fortalezas y debilidades en cinco categorías: los procesos electorales y el pluralismo, las libertades civiles, el funcionamiento del gobierno, la participación política y la cultura política.

Tomando en cuenta, para valorar el proceso, una serie de factores que hacen a la vida política cotidiana, a la libertad de expresión y a las condiciones generales de libertad en la que se desenvuelven los ciudadanos.

El estudio evalúo las presiones gubernamentales sobre la oposición, la práctica de corrupción, acoso y presión sobre los periodistas y medios de comunicación independientes, así como el grado de dependencia del sistema judicial. Consideró los procedimientos sustanciales que a menudo impiden que los procesos electorales sean libres y justos.

De esa anómala situación los principales responsables son los que a nombre del MAS gobernaron Bolivia al estilo de los Césares Romanos, pero no están exentas las demás fuerzas políticas, unas por acción y otras por omisión. Los políticos se han estancado, obstruido y obnubilado en la valoración y ejercicio de los derechos democráticos, siguen el camino trazado por las inopias que durante casi 14 años han impuesto sus prácticas apoyadas en el oscurantismo en el que todavía se debate la política nacional.

Corresponde a la generación actual, izar la bandera nacional y al son de su letra de Morir antes que Esclavos vivir, volver a liderizar al pueblo para retornar al ancho camino del sistema democrático y su consolidación.