6 C
La Paz
martes, noviembre 30, 2021
InicioOpiniónEditorialNuevamente a las urnas

Nuevamente a las urnas

La democracia tiene varias formas de manifestarse, especialmente con la libertad del ciudadano de decidir y este domingo los bolivianos volverán a las urnas y tendrán la oportunidad de elegir a nueve gobernadores, 337 alcaldes, 270 asambleístas departamentales y más de 2.000 concejales para los municipios, en unas elecciones nuevamente marcadas por la desconfianza y la desorientación. La pandemia ha impedido el debate amplio y participativo, y la propaganda e información han sido deficientes, de manera que pocos conocen las cualidades o programas de los candidatos.

De todas maneras, la población ha tenido oportunidad de meditar sobre su decisión, pese a presiones y consignas. El ciudadano debe hacer respetar su derecho a discernir sobre sus preferencias, debe defender que su voto sea secreto, y llegar al recinto electoral dispuesto a contribuir a la democracia y por consiguiente al futuro del país, de la región y del municipio. Cada ciudadano, debe ser un celoso vigilante de la corrección de los comicios.

Una de las recomendaciones que los defensores de la democracia sostienen es que los ciudadanos deberían hacer abstracción de las intromisiones y que los electores depositen este domingo su voto meditado, en función de los intereses del lugar, de manera que las autoridades que surjan de las urnas, sepan que son portadoras de una confianza racional y no solamente el producto del marketing publicitario.

La esperanza en mejores días para más de doce millones de ciudadanos tiene que ser defendida democráticamente en las urnas y definida de una manera responsable, razonada y certera. El ciudadano tiene que tener la capacidad de proyectarse al futuro y comprender que con su voto, influirá también en la calidad de los gobiernos departamentales y municipales. Las consecuencias del voto se proyectarán en los hogares, con la calidad de los servicios, y el bienestar de las familias, o caer en la prebenda política.

El presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Salvador Romero, exhortó a que se respeten los resultados de las urnas. Pidió a los ciudadanos que vayan a sufragar «en un ambiente de tranquilidad y aguarden la difusión de los resultados y los respeten». Por otra parte, anunció que estas elecciones se realizarán en un horario extendido de nueve horas, de 8:00 a 17:00, de manera que los más de siete millones de electores tengan la oportunidad de llegar a los recintos electorales. Explicó que el horario extendido, que se aplica por segunda vez en procesos electorales en el país, se debe a la pandemia de coronavirus. Como parte de las medidas de seguridad se amplió el número de recintos electorales a más de 35.000 en todo el país. Asimismo, regirá un horario segmentado que distribuye a la población en dos grupos. En la mañana, de 8:00 a 12:30, votarán quienes tengan cédulas de identidad cuyo número termine en 0, 1, 2, 3 y 4, mientras que de 12:30 a 17:00 podrán acudir quienes tengan cédulas que acaben en 5, 6, 7, 8 y 9.

Los resultados finales se darán en una semana, hecho que motivó recelos y dudas, especialmente porque el Órgano Electoral decidió no efectuar directamente el conteo rápido. Felizmente hay empresas habilitadas que efectuarán el conteo rápido y levantamiento de datos en boca de urna, que podrán difundir sus resultados a partir de las ocho de la noche. El presidente del TSE anunció que los resultados oficiales del avance del recuento comenzarán a fluir en la página web del TSE también desde la noche del domingo. Dijo que los tribunales electorales departamentales van a iniciar el cómputo oficial el mismo domingo y esos resultados estarán disponibles en un proceso de actualización permanente.

Una de las principales recomendaciones para los electores tiene que ver con las medidas de bioseguridad, de manera que se respeten las normas, orden y orientación en los recintos, guardando distancia, utilizando barbijos, llevando su propio bolígrafo y en lo posible alcohol o gel. Debe evitarse hacer aglomeraciones como única manera de preservar a la población en situaciones como la presente que, sin duda, constituyen un riesgo para la población.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -