6 C
La Paz
viernes, julio 23, 2021
InicioOpiniónNunca más dos tercios para ningún partido

Nunca más dos tercios para ningún partido

Dr. DAEN. Wenceslao Jauregui

Con decisión que no se repita dos tercios que sojuzgan la voluntad democrática, los bolivianos(as) acuden a las urnas, para con sabiduría optar por elegir un gobernante respetuoso del sistema democrático, de las libertades, principios y valores fundamentales de las personas y sepa acatar y hacer cumplir la Constitución Política del Estado y no intentar vulnerarla menos perpetuarse en el cargo público por una eternidad.

Muchos dirán que estamos entre la espada y la cruz, entre quiénes se ampararon en las bayonetas a nombre del populismo, pero no pudieron sentarse en ellas y los que ante tempestades e ídolos de pirro, vacas sagradas, disque notables, resistieron defendiendo la Ley de Imprenta, el derecho a la información del pueblo, opinión y difusión del pensamiento, contra las injusticias, provocaciones y arremetidas de la tiranía que no pudo doblegarlos.

Los bolivianos(as) con decisión y coraje con su voto desenmascararán a quienes pregonaron «500 años de explotación» pero entregaron nuestra riqueza de hidrocarburos a la Repsol, que tiene un porcentaje mayoritario de accionistas españoles, a los que dijeron que nacionalizaron los recursos naturales, que en los hechos no se dio, porque las transnacionales migraron a nuevos e inmejorables contratos con YPFB y no tienen obligación de efectuar nuevas exploraciones sino mercantilizar los energéticos. Sí enfrentarán a los que judicializaron la política y utilizaron a magistrados, vocales y jueces, para perseguir, amedrentar y exilar.

Durante 14 años los «mamones» de la politiquería medraron del tesoro general sendas dietas, fabulosos montos de dinero, y no supieron fiscalizar ni fundamentar debida y claramente leyes en favor del bien común, por su ignorancia y acatamiento a los dictados, órdenes, del Órgano Ejecutivo practicaron nepotismo, tráfico de influencias y sometimiento a los manoseos del caudillo. Por ello en estas elecciones se debe identificar a los postulantes a diputados uninominales y enterarse de sus hojas de vida a través del internet conectado al Órgano Electoral.

El pueblo, el Soberano mandante, con inteligencia y sabiduría, votará para que haya una segunda vuelta. Mesa recibirá apoyo electoral sin condicionamientos, solo para que esté mejor posesionado frente al radical candidato neoliberal populista.

Democracia Sí, dos tercios para Ningún partido, es la consigna del pueblo hastiado de las mentiras de quienes, en lugar de hacer construcciones de hospitales, dotar mejor presupuesto al sector salud, se dedicaron a entregar canchitas y ultrajar los derechos humanos de las mujeres.

Como señalan los aymaras que conformaron el indigenismo nacional y proclamaron la cultura andina y la cosmovisión, que mediante la justicia comunitaria interponía castigo a los culpables de someter a jóvenes doncellas atenidos al tráfico de influencias en razón del cargo que ostentaban sea como alcaldes, gobernadores, corregidores o presidentes. La Cultura Kallawaya era drástica, juzgaba los delitos y sancionaba con la muerte a los hallados culpables, sin mirar o someterse a influencias políticas. Por una Bolivia democrática, libre, soberana e independiente, los compatriotas asisten a los centros de votación con fe y esperanza en que se debe desplazar a quienes practican posturas de tinte dictatorial.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -