OEA pide que manifestantes permitan el paso de insumos sanitarios

APG

La Secretaría General de la Organización de Estados Americanos (OEA) pidió hoy el libre tránsito de insumos sanitarios bloqueados por manifestantes y consideró «infame» la vulneración de derechos por «grupos de intereses miserables y mezquinos».

La Secretaría General «manifiesta su extrema preocupación por la situación en Bolivia, donde grupos de manifestantes bloquean el paso de camiones con insumos sanitarios para combatir el COVID-19, en momentos que la pandemia ha alcanzado su punto más alto en el país sudamericano», indicó la institución en un comunicado.

Los bolivianos deben «priorizar el control de su crisis sanitaria y hacer que sus instituciones sean más eficientes aun para resolver la situación de salud creada por la pandemia», dijo la Secretaría, que calificó de «bajeza inadmisible» la pretensión de «obtener réditos políticos del sufrimiento del pueblo».

El nuevo aplazamiento de las elecciones en Bolivia ha generado protestas esta semana con bloqueos y episodios violentos como dinamitar una carretera y cavar zanjas para evitar el paso de camiones cisterna de oxígeno para enfermos con COVID-19.

«La Secretaría General de la OEA condena estos bloqueos y llama a todos los sectores de la sociedad boliviana a preservar el orden público», agrega el comunicado.

El director nacional de Tránsito, Wálter Miranda, reportó este miércoles al menos 55 puntos de bloqueo en caminos a la región central de Cochabamba, la altiplánica de Oruro y la oriental de Santa Cruz, por parte de sectores sociales considerados afines al Movimiento Al Socialismo (MAS) del expresidente Evo Morales.

La Secretaría General de la OEA consideró «inmoral e indigno jugar a la política con la vida de la gente, y absolutamente infame que derechos humanos (…) como su derecho a la vida y a la salud se vean vulnerados y violados por grupos de intereses miserables y mezquinos».

La institución hizo también un «llamado urgente» a permitir la circulación del personal médico y todo el material necesario para atender a las personas afectadas por el COVID-19.

Los manifestantes que bloquean carreteras rechazan la decisión del órgano electoral de postergar las elecciones para el 18 de octubre por la emergencia sanitaria que vive el país y exigen que se lleve a cabo el 6 de septiembre, como estaba previsto.

En Bolivia, un país con once millones y medio de habitantes, se han confirmado algo más de 85.000 casos de COVID-19 y se han registrado al menos 3.385 muertes, según los datos recogidos por la Universidad Johns Hopkins.