Organizaciones cívicas exigen renuncia de Evo

Gonzalo Torres M.

El Presidente se equivoca, demostrando que está sumido en angustia, desesperación -mal asesorado por quienes a nombre e imagen suya se hicieron multimillonarios con actos de corrupción-, no quiere admitir que la gran mayoría de los bolivianos y bolivianas exigen su renuncia, porque el Proceso de Cambio ocasionó una deuda externa de más de diez mil millones de dólares, hipotecando a más de cinco generaciones, ocasionando una deuda interna de más de siete mil millones de dólares, permitiendo que la Asamblea Legislativa se constituya en una rémora, que se locupleta con dietas de más de veinte mil bolivianos por mes, sin siquiera levantar el dedo, que baja su testa y aprueba todo lo que el Ejecutivo les remite.

El presidente Morales está equivocado cuando convoca a diálogo a los partidos que obtuvieron, dice, curules en el Legislativo, olvida exprofeso que son las organizaciones cívicas, los ciudadanos en general, que llevan adelante manifestaciones pacíficas pese a la provocación de supuestos campesinos vestidos de «mujer» y los chicotes y palos otorgados por empleados públicos.

El dignatario se contradice, varias veces manifestó que «esperara los resultados de la auditoría de la OEA», «desconoció los resultados obtenidos y reclamados por la oposición, denunció que eran de la ultra derecha, que estaban comprometidos ‘con un golpe de Estado’, pero anoticiado de que los policías se amotinaron, se olvidó de lo que aseveraba y en un lapsus lingue, creemos, convoco a los políticos reconociendo que tenían asambleístas, creyendo que sigue siendo el gobernante autoritario que puede apremiar a los bolivianos cuando dijo que «en forma inmediata deben asistir a la convocatoria» que hacía para «un diálogo con políticos».

Lo recomendable, para que no haya más víctimas, es que Evo Morales y su Vicepresidente, deben renunciar y los integrantes del TSE entregarse a la FELCC para ser investigados y llevados ante un juez cautelar.