6 C
La Paz
domingo, octubre 24, 2021
InicioBoliviaSociedadOrganizaciones Sociales exigen se haga prueba rápida a todas las personas

Organizaciones Sociales exigen se haga prueba rápida a todas las personas

De todos los sectores sin exclusión alguna estén a no con seguro de la caja de salud, del SUS, Petrolera, etc., porque la pandemia no escoge quienes están o no asegurados.

La población no quiere hacer colas interminables, lo lógico es que se instalen en todos los distritos y zonas, puestos de testeo rápido, señalan.

¿Qué debe ocurrir para que se adopten medidas más responsables?

La salud, que por mandato de la Constitución Política del Estado debería ser la principal preocupación del gobierno, es el sector menos atendido, inclusive en una emergencia sanitaria como la actual.

Mientras en el mundo se redoblan esfuerzos para contener la pandemia, en nuestro país algunas autoridades minimizan la gravedad de la situación. Los casos de coronavirus siguen en aumento mientras el Gobierno fija acciones compartidas con los alcaldes del eje central. Se acordaron «testeos» masivos (selectivos) y un operativo de vacunación y se descartó volver a una cuarentena rígida.

Autoridades municipales de las ciudades de Cochabamba, Santa Cruz y La Paz anunciaron, después de una reunión con el presidente del Estado, Luis Arce, que esas regiones no pueden retornar a una cuarentena rígida y que se reforzará la atención en el sistema de salud ante el incremento de contagios de Covid-19. Solamente se mantendrán medidas de restricción, (que en los hechos no se cumplen) mientras la gravedad de la situación es cada vez más preocupante.

Para el gobierno, el incremento de casos positivos de Covid-19 reportados en los últimos días obedece a un mayor testeo. Desde el gobierno central se pide a la población no alarmarse, pues estas cifras responden -según el gobierno- a la mayor capacidad de diagnóstico con la que cuenta el país en relación a meses pasados. El ministro de Salud, Edgar Pozo, pidió a la ciudadanía continuar aplicando las medidas de bioseguridad recomendadas para evitar los contagios. Pozo sostuvo que las pruebas registradas como casos positivos por los laboratorios autorizados, se incrementaron porque al trabajo de detección de portadores del virus se han sumado las pruebas de antígeno nasal.

Bolivia registró el miércoles la cifra más alta de fallecidos por coronavirus de los últimos meses, según el informe diario oficial, que reportó 46 decesos, más del doble respecto al día anterior. Asimismo, en la última semana se ha registrado la cantidad más alta de casos positivos del año en el país, con 1.713.

La Paz, Cochabamba y Santa Cruz registran el mayor número de fallecidos por la Covid-19. Según el reporte epidemiológico, es evidente que el número de contagiados por la Covid-19 va en ascenso. El lunes se registró 1.010, el martes 1.597 y ayer 1.713 casos. ¿Qué otros datos necesitan el gobierno, las gobernaciones y municipios para adoptar medidas más responsables? Desde el inicio de la pandemia, en Bolivia se reportaron 166.981 casos positivos, de los cuales 22.508 están activos. Además, la cifra de muertes a causa de ese virus asciende a 9.287, sin contar los fallecidos ayer y hoy.

Además, otro factor negativo se suma a la manera de enfrentar esta nueva emergencia. Dirigentes de partidos políticos y de diputados de la oposición, de denunciaron «que se ha decidido comprar una vacuna que no ha sido aprobada por la Organización Mundial de la Salud, y que tiene cuestionamientos». Parlamentarios de la agrupación Creemos presentaron una solicitud para que el ministro de Salud, Edgar Pozo, presente un informe escrito ante la Asamblea Legislativa. Los cuestionamientos hacia la compra de la vacuna rusa surgen tras haberse conocido «que existe una cláusula de confidencialidad en el contrato de compra, mismo que impide se conozca el precio en el que el gobierno boliviano adquiere estos fármacos, siendo que existen otras opciones que cuentan con mayores certificaciones y con precios más bajos».

Incremento abusivo de los precios de fármacos

Mientras tanto, la preocupación de la población se acrecienta demandando acciones efectivas para frenar la segunda ola de la pandemia. Los actos proselitistas continúan igual que las aglomeraciones, y hasta aparecen afiches contra el uso de barbijo. Hubo un acto irresponsable en Quillacollo, Cochabamba, en el que un grupo de personas realizó la quema de barbijos en una plaza pública.

A ello se suma el aumento en el precio de los productos farmacéuticos. En Cochabamba, la responsable de Farmacias del Servicio Departamental de Salud (Sedes), Aleida Camacho, anunció sanciones tras un operativo en el que evidenció que las empresas farmacéuticas elevaron sus precios en un 60 y 70 por ciento de los medicamentos de alta demanda por la pandemia. Por el momento se determinó suspender los festejos de carnaval y las entradas folklóricas, aunque en algunas ciudades todavía hay reticencias.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -