6 C
La Paz
lunes, septiembre 20, 2021
InicioOpiniónEditorialOrigen de los incidentes fronterizos con Chile

Origen de los incidentes fronterizos con Chile

Nuevamente un incidente militar en la frontera chileno-boliviana tensiona los precarios vínculos que existen entre los dos países, y otra vez se trata de una incursión de soldados bolivianos que realizan operativos destinados a frenar el contrabando. Se trata de un tema que se origina en la ausencia de coordinación, incomprensión, falta de eficiencia y errores que generan susceptibilidades tanto en las autoridades de Chile como en las de Bolivia, porque vulneran principios de soberanía, perjudican el control fronterizo e impiden una labor más efectiva en la lucha contra el crimen organizado que trafica en la región, y aprovecha estas lasitudes, para sus propósitos ilegales.

El Ministerio de Defensa mediante comunicado afirmó que ya se activaron los canales diplomáticos para solucionar el impase por la detención de los militares bolivianos en la frontera con Chile, al ser interceptados esta semana mientras cumplían tareas de lucha contra el contrabando. Se explicó que los uniformados pertenecen a la Fuerza de Tarea Conjunta «Bravo» Huachacalla y se encontraban realizando un operativo de comiso de vehículos que se internaban ilegalmente a territorio boliviano, en el sector de Pisiga – Colchane. En medio de este hecho, «la patrulla que realizaba el operativo fue interceptada por Carabineros de Chile haciendo uso de la fuerza; producto de este incidente resultó herido un oficial boliviano que fue trasladado a la ciudad de Oruro para su atención médica y tres efectivos bolivianos fueron retenidos por Carabineros», señala el comunicado. La prensa chilena informó que la patrulla boliviana fue acusada de «robo con intimidación y porte de armamento», y como consecuencia de la denuncia los Carabineros iniciaron la investigación e interceptaron tres vehículos que escapaban, presuntamente, a suelo boliviano. Los conductores de los vehículos resultaron ser militares.

No es la primera vez que ocurre un incidente de esta naturaleza, generando problemas diplomáticos que en algunos casos han derivado en airadas protestas. El año 2013 se produjo un incidente por la incursión de tres soldados bolivianos a territorio chileno por la zona de Colchane. Fueron detenidos por ingresar ilegalmente portando armamento. El hecho derivo en la intervención del entonces presidente Evo Morales que politizó el hecho argumentando que los soldados pasaron la frontera involuntariamente al perseguir a contrabandistas de vehículos que intentaron ingresar a Bolivia pero lograron escapar. Finalmente, después de tres semanas los soldados fueron expulsados de Chile con la mención de que no podrán volver a pisar territorio chileno. Morales condecoró a los soldados que retornaron al país.

Otro incidente se registró en 2017, cuando dos soldados bolivianos junto a siete aduaneros fueron interceptados en territorio chileno y fueron encarcelados bajo el cargo de contrabando, robo con violencia y porte ilegal de armas. Nuevamente el gobierno del MAS politizó el problema y organizó marchas demandando la libertad de los detenidos. El gobierno denunció ante organismos internacionales la detención arbitraria de los bolivianos, pero finalmente el gobierno pago la fianza para lograr la liberación de los 9 detenidos que tuvieron que reconocer los delitos en un juicio abreviado.

Hechos de esta naturaleza tienen como origen las tensas relaciones que existen entre los dos países y la serie de cuestiones que enturbian los mecanismos que, para encontrar soluciones a diversos problemas fronterizos, aduaneros y de transporte, que son rutinarios en las relaciones de todos los países, pero que encuentran métodos facilitadores para evitar que hechos de esta naturaleza se conviertan en cuestiones de Estado. Es indudable que existe una mala actitud de Chile hacia nuestro país, pero también es necesario reconocer que de parte de las autoridades bolivianas hay mucha negligencia especialmente en lo que corresponde al control en las fronteras, migración y el sistema aduanero que cuenta con una fracción de las Fuerzas Armadas como apoyo a la lucha contra el contrabando. Es imprescindible que teas de esta naturaleza no se los politice, y más bien se les asigne el lugar que corresponde cuando se trata errores o negligencia, sin que esto quiera decir que se los abandone a su suerte. Se trata de funcionarios bolivianos que pasan por un momento difícil y que deben tener apoyo legal, y posteriormente, internamente se debe analizar e investigar los hechos para sumir lo que en ley corresponda.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -