7 C
La Paz
jueves, septiembre 29, 2022
InicioBoliviaPolíticaParaguay quiere integrar a Bolivia en el proyecto de la carretera bioceánica

Paraguay quiere integrar a Bolivia en el proyecto de la carretera bioceánica

El presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, abogó por integrar a Bolivia en el proyecto de la carretera que se construye para unir los océanos Pacífico y Atlántico ante su par boliviano, Luis Arce, durante la conmemoración de los 87 años del fin de la guerra que enfrentó a ambos países entre 1932 y 1935.

Los mandatarios encabezaron en el sur de Bolivia los actos conmemorativos por el 87 aniversario del cese de hostilidades en la llamada guerra del Chaco, el mayor conflicto bélico que se dio en Suramérica en el siglo XX por la posesión de extensas tierras en una árida región donde Bolivia explota actualmente gas natural.

En su discurso, Abdo Benítez resaltó las obras que se desarrollan en su país para la Ruta bioceánica, un proyecto carretero que conectará el puerto brasileño de Santos, en el océano Atlántico, con dos terminales chilenas del Pacífico (Antofagasta e Iquique), a través de territorio paraguayo y argentino.

Esta vía es «la carretera de mayor envergadura construida en la región» que, además, llevará esta conectividad a través del territorio del Chaco, donde se libró la guerra, por lo que «Bolivia tiene que ser parte de ese gran corredor bioceánico», destacó el mandatario paraguayo.

También anticipó una invitación a Arce y a los mandatarios de Argentina, Brasil y Chile para la próxima firma de los contratos para concretar el último tramo de la Ruta Bioceánica.

La propuesta boliviana

Arce recibió «con agrado» la propuesta de Abdo Benítez y recordó el proyecto planteado hace unos años por el entonces presidente Evo Morales para construir un tren bioceánico que una los puertos de Santos (Brasil) e Ilo (Perú) a través de Bolivia, y que sigue «en vigencia».

Hace unos días surgió en Bolivia una polémica al conocerse que el país no era parte de la Ruta Bioceánica, que se inicia en Porto Mutinho, en Brasil, y que cruzará el Chaco paraguayo hasta llegar a la frontera con Argentina.

De ahí, pasará por las ciudades del norte argentino Tartagal y Jujuy para luego articularse con los principales puertos en el norte chileno.

El ministro boliviano de Obras Públicas, Édgar Montaño, aseguró entonces que este proyecto es un «corredor secundario» que impulsan los países citados, pero que el «principal» atraviesa Bolivia.

Precisamente el comunicado conjunto difundido por la Cancillería boliviana a propósito de la visita del presidente paraguayo resalta en uno de sus puntos «la importancia estratégica» del proyecto del Corredor Ferroviario Bioceánico de Integración y asegura que los mandatarios «acordaron realizar los mayores esfuerzos para su concreción».

También indica que los presidentes se comprometieron a «seguir trabajando» para «incrementar y mejorar la conectividad física entre ambos países, impulsando los sistemas multimodales de transporte y obras de infraestructura como Corredores Carreteros, Ferroviarios y Fluviales que se desarrollan actualmente».

Visiones sobre la guerra

Abdo Benítez recordó un episodio del fin de la guerra del Chaco entre los entonces comandantes de los Ejércitos de Paraguay, José Félix Estigarribia, y de Bolivia, Enrique Peñaranda.

«La historia recuerda que fue un acto muy emotivo donde ambos comandantes se encuentran y hasta caen lágrimas de sus ojos al estrecharse la mano, lo que dio inicio a una nueva etapa de relación entre Paraguay y Bolivia», sostuvo.

«Hoy venimos aquí a rendir un homenaje a los caídos bolivianos y a los caídos paraguayos y venimos a mirar el futuro con esperanzas», añadió el gobernante paraguayo.

A su turno, Arce destacó el rol de indígenas y campesinos que combatieron en la guerra, durante la cual además emergieron «patriotas» como los militares bolivianos Germán Busch y Gualberto Villarroel, a quienes identificó como los «representantes más célebres» del «socialismo militar».

«Es finalmente en la guerra del Chaco donde Bolivia descubre el rostro de su verdadero enemigo: las clases antinacionales y el imperialismo», sostuvo el gobernante boliviano.

A su juicio, su país también descubrió que «la propiedad soberana sobre los recursos naturales es la razón suficiente para sacrificar la vida propia antes de entregar estos recursos a la angurria de potencias extranjeras», aludiendo a la versión de que la guerra del Chaco fue motivada por intereses británicos y estadounidenses.

Otros asuntos

Los mandatarios tuvieron luego una reunión en la que conversaron sobre temas como el proyecto ferroviario propuesto por Bolivia, la realización de un «Gabinete Binacional» y la integración energética, según dijo Arce en Twitter.

Según el comunicado conjunto, Arce y Abdo Benítez destacaron la importancia de la Hidrovía Paraguay-Paraná para la integración y encargaron a las entidades correspondientes coordinar acciones para poner en marcha el acuerdo que permita a Bolivia usar esa ruta.

También se comprometieron a dar «un renovado impulso» a la relación bilateral y al intercambio comercial entre ambos países para reactivar sus economías tras los efectos adversos de la pandemia de la covid-19 y también comprometieron esfuerzos conjuntos contra el «crimen organizado transnacional».

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -