Personas con discapacidad advierten con huelga si no les dan bono

APG

Decenas de personas con discapacidad volvieron a las calles este martes exigiendo al Gobierno un bono único por este año, que les ayude a salir de la crisis que deja la COVID-19, y amenazaron con una huelga de hambre si no son atendidos.

Una veintena de asociaciones de personas con discapacidad en La Paz y Cochabamba realizaron una protesta en estas regiones para pedir al Gobierno de Jeanine Áñez un bono único de 1.000 bolivianos que pueda ayudarles a paliar sus necesidades, afectados por la pandemia de la COVID-19.

«Estamos pidiendo que solo por este año y por única vez se nos dé un bono, sabemos que no es la solución definitiva, pero es algo momentáneo, es un paliativo que nos sacará de un momento de necesidad», manifestó a Efe el secretario ejecutivo de la Federación Nacional de Ciegos de Bolivia, Edwin Díaz.

El representante agregó durante la protesta en La Paz que este colectivo tiene que comprar medicamentos, pagar alquileres de sus casas y que una mayoría está desempleada, por lo que les urge que el Gobierno pueda escuchar su demanda.

Además, piden la reinserción laboral de ellos o de sus padres o tutores, como estipula una ley que garantiza su inclusión en fuentes laborales tanto públicas como privadas.

Díaz señaló que es necesario que las autoridades escuchen la demanda y aunque hubo un acercamiento desde el Ministerio de la Presidencia, no se concretó una reunión.

Es por ello que amenazaron con comenzar una huelga de hambre indefinida a nivel nacional, hasta que sus demandas sean atendidas.

Protesta en silla de ruedas

Una similar situación se vivió en el centro de Cochabamba, donde personas con discapacidad también salieron a protestar y a reforzar la petición del bono.

Muchos en sillas de ruedas, con muletas o agarrados de sus acompañantes, realizaron la protesta.

La semana pasada este colectivo también realizó una marcha, en medio de la emergencia sanitaria por la COVID-19, hasta las puertas del Ministerio de Justicia para ser escuchados.

El Gobierno dio una serie de bonos en la cuarentena que beneficiaron a mujeres, embarazadas, personas con discapacidad y para familias con hijos en niveles preescolar, primaria y secundaria, entre otros.

La Alcaldía de La Paz también da un bono de 250 bolivianos mensualmente a personas con discapacidad grave y muy grave.

Bolivia alcanzó una tasa de desempleo del 11,8 por ciento en julio de este año, que el Instituto Nacional de Estadística (INE) del país atribuyó a la cuarentena, pues al término de 2019 fue del 4,8 por ciento.

La economía boliviana experimentó una caída de casi el 8 por ciento hasta junio, de acuerdo al INE, superando la previsión oficial de un descenso del 6,2 al término de 2020.

De acuerdo al último reporte del Ministerio de Salud, en el país hay 7.654 decesos y 130.986 personas contagiadas de COVID-19.