9 C
La Paz
sábado, junio 25, 2022
InicioOpiniónEditorial¿Por qué Bolivia está fuera del corredor transoceánico?

¿Por qué Bolivia está fuera del corredor transoceánico?

El corredor interoceánico, uno de los proyectos de integración continental más importantes, surgidos en Bolivia, ha quedado paralizado por una posición equivocada en la que se antepuso la ideología a la objetividad. Mientras existía alguna afinidad política entre los gobiernos involucrados parecía que el proyecto podría funcionar, pero en cuanto había un cambio todo volvía a fojas cero. Hoy, parece más lejana la posibilidad de hacer realidad un ferrocarril que una el puerto de Santos de Brasil en el Atlántico, con Ilo en el Pacifico, pasando por Bolivia. Ya ni siquiera se habla del corredor por carreteras sobre el que había tantas esperanzas. En todo caso, ha avanzado otro corredor que une los dos océanos entre Brasil y Chile, que omite a Bolivia. Informes llegados del exterior dan cuanta que se encuentra muy avanzado este proyecto impulsado por Paraguay, del que forman parte Brasil, Argentina y Chile. Según informes de la prensa de Asunción, el corredor partirá de Porto Mutinho (Brasil), atravesará el río Paraguay por un puente, seguirá por el chaco paraguayo hasta Argentina, pasando por las ciudades de Tartagal y Jujuy, vencerá la cordillera de los Andes para conectarse con los puertos de Chile. El objetivo del proyecto es ahorrar 8.000 kilómetros o seis días de navegación para potenciar las importaciones y exportaciones con China, de acuerdo a los informes.

¿Por qué se ha marginado a Bolivia en este proyecto? Las razones son muchas, entre ellas la forma irresponsable como se ha actuado anteponiendo afinidades políticas y perfilando proyectos inalcanzables alejados de la realidad, al extremo que en determinado momento Brasil y Perú decidieron hacer el proyecto solamente entre ellos, contando para ello con el apoyo de China. Con un cambio de gobierno en Perú se retomó la idea original, pero con la llegada de Bolsonaro a Brasil volvió a frenarse. En determinado momento Bolivia y Perú perfilaban el corredor inclusive estimando un millonario presupuesto de más de 60 mil millones de dólares que en parte podrían ser financiados por China que se haría cargo de suministrar todos los materiales y equipos. Recordemos que el año 2018 delegados de Bolivia, Perú, Brasil y Paraguay, reunidos en Lima, suscribieron y dieron vigencia al Reglamento Interno del Grupo Operativo Bioceánico (GOB) que, en criterio de los firmantes, consolidaba el corredor ferroviario de integración, para el Pacifico con el Atlántico, atravesando el continente suramericano. Se dijo que ya había estudios preliminares que estiman que por la ferrovía transcontinental fluirán millones de toneladas de diferentes productos en las exportaciones de los países involucrados, pero además se preveía la construcción de ramales para vincular a otros Estados. Sin duda un gran proyecto, pero cuando la politiquería está de por medio nada es seguro.

Cuando llegó al gobierno en Perú el expresidente Martin Viscarra, hizo énfasis en que se había omitido en el proyecto algo muy importante. «Nosotros estamos interesados, Bolivia está interesado, más aún (…) pero veamos, porque entre los dos, falta un tercer socio para que pueda sacar y hacer realidad ese proyecto», decía Vizcarra. El presidente peruano hacía alusión al tercer socio que es Brasil, que desde que Jair Bolsonaro asumió la Presidencia, no se negoció con él debido a la intromisión del gobierno boliviano en las elecciones brasileñas atacando al candidato Bolsonaro. El gobernante brasileño, en todo caso, cambió de rumbo al proyecto. En determinado momento Sebastián Piñera, y Jair Bolsonaro, se reunieron para impulsar la construcción de un Corredor Bioceánico que conecte ambos países. «Ya tenemos un acuerdo para construir un corredor que parte en Puerto Murtinho, pasa por Paraguay, el norte de Argentina y llega a los tres puertos del norte de Chile, y eso va a significar un enorme auge para Antofagasta, Iquique y Arica», señalaba el expresidente Piñera.

Hoy se confirma el avance del proyecto en el que Bolivia es el gran ausente, siendo que la idea de esta obra de integración ha nacido en nuestro país. Evidentemente el proyecto original tuvo iniciativa en Bolivia hace más de 30 años. Uno de los precursores de la idea de los corredores inter oceánicos fue el navegante solitario Ramiro Carrasco Quiroga, ingeniero comercial que lanzó la proposición del establecimiento de corredores que unan los océanos Pacífico y Atlántico, tanto por carreteras, como por vías férreas. Demostró la factibilidad del proyecto que permitiría a los países de la región alcanzar con mayor facilidad los mercados más grandes del planeta.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -