6 C
La Paz
viernes, octubre 22, 2021
InicioOpiniónPorque no se atiende con preferencia a personas de la tercera edad

Porque no se atiende con preferencia a personas de la tercera edad

Guido Pizarroso Duran (*)

Continúan las contradicciones, desacuerdos, amenazas, improvisación y falta de coordinación y autoridad en las medidas de contención de la pandemia. Las determinaciones de algunos departamentos y ciudades para cuidar la salud de la población chocan con la pasividad del gobierno central. La buena nueva es que se confirmó que 20 mil vacunas rusas llegan al país y ya se están coordinando la logística para su aplicación, primero al sector de salud. Mientras tanto, la Covid-10 se expande generando temor y preocupación.

Esta situación motivó a los médicos de La Paz, Cochabamba y Santa Cruz pedir la aplicación de la cuarentena rígida, medida que fue desechada por el gobierno para cuidar la economía. El municipio de La Paz determinó una serie de medidas para restringir las actividades, especialmente el transporte público, pero una decisión contraria de la Gobernación impidió que se cumpla las medidas.

El gobernador del Departamento de La Paz, Félix Patzi informó que, en la reunión del Comité de Operaciones de Emergencia Departamental (COED), se ha determinado asumir cinco acciones para contener a la pandemia, entre ellas la «cuarentena reversa» y reducir la cantidad de pasajeros en el transporte público, aunque estas medidas aún se encuentran sujetas a coordinación. Explicó que la medida, que los técnicos del Sedes han denominado «cuarentena reversa», (ir para atrás) significa que «la población vulnerable, personas de la tercera edad, y los que tienen enfermedad de base no tendrían que salir a las calles», indicó Patzi. Explicó que esa medida de restringir la salida de personas vulnerables se coordinará con el Ministerio de Trabajo, puesto que ya existe un decreto que permite esa medida mediante el Decreto 4451, que establece que el teletrabajo es preferente para personas en situación de vulnerabilidad, mayores de 65 años, mujeres embarazadas, y personas con patología crónica.

Entretanto, el Comité Científico del Colegio Médico Departamental de La Paz determinó otorgar un plazo de 48 horas a las autoridades para declarar cuarentena rígida a nivel nacional, como medida para contener a la pandemia de coronavirus. En un comunicado, los médicos observan que hay una actitud de descuido e indolencia de autoridades, además de la falta de prevención y atención. El vicepresidente del Colegio Médico, Ricardo Landívar, advirtió que, de no declararse la cuarentena rígida, los nosocomios ya no recibirán más pacientes ante el colapso de centros de salud y la carencia de insumos, medicamentos y unidades de terapias intensivas.

Por el momento, las medidas de contención que están vigentes para evitar una mayor propagación de la pandemia se limitan a tres restricciones: Se dispuso que el ingreso a mercados, supermercados y entidades financieras se realice en función de la terminación de la cédula de identidad (par-impar). También se determinó la suspensión de funcionamiento de salones de eventos o de fiestas. La tercera medida tiene que ver con la suspensión de actividades en campos deportivos que son administrados por el municipio paceño. Las restricciones en horario de actividades se mantienen. La circulación peatonal y de vehículos privados y del transporte público es de lunes a viernes, desde las 5:00 hasta las 22:00. Los fines de semana y los días feriados de 5:00 hasta las 20:00. Los mercados y comercios operarán de lunes a viernes, desde las 6:00 hasta las 21:00. Los fines de semana y días feriados desde las 6:00 hasta las 19:00. La preocupación de médicos, municipios y de la población en general se justifica porque la segunda ola del coronavirus se muestra mucho más contagiosa y con efectos más fuertes. Los últimos informes del Ministerio de Salud reportan más de 2.800 nuevos contagios de coronavirus, y el total de casos se aproxima a 210 mil en todo el país, y más de 10 mil personas perdieron la vida por esta enfermedad.

Lo lamentable es ver largas filas de personas de la tercera edad esperando que se les haga las pruebas sobre covid, cuando lo correcto es que el ministerio de salud disponga que debe haber una fila para personas de 65 a 90 años, de esta manera los ancianos y ancianas, no se estarán congelando, toda vez que las personas jóvenes tienen reservas orgánicas y pueden esperar muchísimas horas de pie.

(*) Expresidente de la Asociación de Periodistas de La Paz

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -