Potosinos corretearon y chicotearon a candidatos auspiciados por Morales

El expresidente se escondió por tres horas en el último piso de la Alcaldía de Betanzos (Potosí), mientras en las afueras los campesinos corretearon y chicotearon a Orlando Careaga, Javier Flores y Víctor Borda (este último fue Presidente de la Cámara de Diputados), todos auspiciados "a dedazo" por Morales, lo que no soportaron ni aceptaron los campesinos militantes del MAS y los obligaron a renunciar a la postulación.

Betanzos

En el ampliado departamental del MAS efectuado en Betanzos capital de la provincia Tomás Frías del departamento de Potosí, los campesinos señalaron que «no aceptarían la imposición de ningún precandidato o candidato a la gobernación y que se debía respetar la decisión mayoritaria de los concurrentes.

Ante los hechos de violencia suscitados a raíz de la intención de que sean proclamados Javier Flores, Víctor Borda y Orlando Careaga, estos fueron correteados, chicoteados y obligados a renunciar a ser postulados a la gobernación, Flores, Borda y Careaga más que volando huyeron, gritando «que habían renunciado y que ya no querían ser gobernadores».

El que más sufrió la bronca de los campesinos fue Flores, que habría sido golpeado, pateado y castigado con chicote en el suelo, según versión de sus conmilitones.

Mientras ello ocurría, el expresidente Evo Morales intentó calmar los disturbios y ante la renuncia de sus anteriores protegidos, proclamo a Jhonny Mamani como candidato a la gobernación pero después que abandonó Morales la zona, representantes de las cuatro regiones decidieron desconocer a Mamani y elegir a Edilberto Chambi que obtuvo 1.191 votos, Rufino Sacaca, 606 votos, el actual gobernador de Potosí Omar Veliz logró 56 votos, el candidato proclamado por Evo Morales, Jhonny Mamani obtuvo solo 4 votos.

De esta manera, Betanzos es el primer lugar en el que militantes del MAS, que «quieren la renovación de cuadros para el Proceso de Cambio», desconocieron y rechazaron la «imposición que pretendía Evo Morales».

El jefe de campaña del MAS tuvo que retirarse en medio de una fuerte custodia de guardaespaldas mientras que a los auspiciados al parecer se los llevó el viento, porque desaparecieron del escenario por arte de magia, campesinos que asistieron al ampliado señalaron, «por la chicoteada de padre y señor que recibieron».