6 C
La Paz
martes, septiembre 28, 2021
InicioOpiniónEditorialPreocupación por aprestos contra resultados

Preocupación por aprestos contra resultados

Los paros cívicos han comenzado a hacer sentir sus efectos directos en la población, que es la que resulta más damnificada cuando la tensión y la radicalidad se desbordan, generando protestas que muchas veces tienden a la violencia. Además de la imposibilidad de contar con transporte seguro, la gente tiene muchas dificultades para movilizarse porque la mayoría de las principales calles de las ciudades están bloqueadas y a expensas de enfrentamientos que ponen en riesgo a toda persona que se encuentre en inmediaciones. Las carreteras del país tampoco son seguras y el transporte interdepartamental en gran parte del país está semiparalizado.

Hasta ahora los paros, huelgas, cabildos y bloqueos han generado pocos incidentes que lamentar, pero los riesgos se acrecientan y agravan los problemas más sensibles que pueden descontrolarse si no se logra pronto una salida política concertada. Uno de los problemas más sensibles tiene que ver con el abastecimiento de productos de primera necesidad y la acumulación de basura. Los mercados públicos, los supermercados, y los centros tradicionales de abasto, así como las ferias se ven perjudicados porque no pueden abastecerse normalmente y tampoco hay compradores, a su vez que los especuladores aprovechan la situación, para elevar los precios. En la ciudad de La Paz pese a que la coordinadora del paro instruyó a los bloqueadores dar paso a todo vehículo que cumpla una función esencial, comenzó a acumularse la basura además de que en algunos lugares los contenedores fueron usados para bloquear.

La población acude a los mercados para abastecerse; sin embargo, encuentran pocos productos para adquirir. Pocos supermercados funcionaron. A pesar de las dificultades que implica el paro cívico, la gente participa activamente. En Cochabamba, la Cámara Agropecuaria planteó un acuerdo con los sectores movilizados para que los productores puedan abastecer de alimentos y otros productos básicos a los mercados de la ciudad. La escasez puede agravarse de no encontrarse pronto una solución. Además, los perjuicios son diversos para productores y vendedores porque perderán los artículos perecederos. Los sectores más afectados son el de los avicultores, los horticultores, los lecheros, productos e importadores de fruta y los proveedores de carne.

En los principales mercados se vio que las ventas se hallan relativamente normales, aunque algunos productos ya subieron de precio. Por ahora es el temor a que la situación se agrave lo que hace que algunas personas compren más de lo necesario para guardar, hecho que es aprovechado por los especuladores. También se han dado casos en algunos mercados poco concurridos por los bloqueos, en los que, ante la falta de compradores, los comerciantes tuvieron que bajar los precios.

Santa Cruz, donde primero se inició el paro indefinido, convocado por el Comité Cívico, sintió más el desabastecimiento, por lo que se acordaron dar facilidades a productores e intermediarios. Otra de las preocupaciones del momento es la alimentación de dinero a los cajeros automáticos. Aunque se han flexibilizado los bloqueos para dar paso a servicios esenciales, ambulancias, abastecimiento de alimentos y medidas de seguridad para los transportes blindados del sistema financiero, hay un ambiente caldeado que altera las relaciones. Para hoy se espera que se dé alguna distensión, pero preocupan los aprestos para los próximos días. La oposición asegura que desde el lunes se radicalizará la protesta, mientras que el oficialismo anuncia festejos por los resultados que le asignó el Órgano Electoral.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -