6 C
La Paz
martes, septiembre 28, 2021
InicioOpiniónEditorialPreocupante panorama político

Preocupante panorama político

Quienes informamos en el marco del derecho a la libertad de prensa, expresión y difusión del pensamiento, no dudamos en denunciar -en épica y titánica lucha contra la ideología foránea-, actuados y actos de corrupción del gobierno del dictador y su séquito de «privilegiados», durante los pasados catorce años.

Lo actuales parlamentarios del MAS hicieron conocer dicho extremo, los tenían «bajoneados» durante 14 años, una corrupta línea de favorecidos hacía pasanaku en la administración pública y del servicio exterior, unas veces de diputados, senadores, embajadores y otras como ministros, viceministros, embajadores, cónsules.

14 años de goce siniestro y conculcador de los derechos de los bolivianos.

El dictador Morales postergó a dos generaciones de jóvenes profesionales egresados de las universidades estatales, privadas, de ramas técnicas, no tenían trabajo, no había espacio en la administración pública para que sus méritos les sirvieran para demostrar su aptitud a servir a Bolivia con mejores dotes intelectuales, probidad y honestidad.

La Cancillería debe informar quiénes, durante estos catorce años, estuvieron como embajadores (as), ministros consejeros, cónsules, secretarios, que a nombre de decirse «diplomáticos» -sin haber egresado de la academia diplomática-, arribaban las veces que querían a Bolivia con sendas maletas, vehículos, relojes de marca, enseres de línea blanca, para negociarlos en nuestro territorio y retornar a su sede de labor. Sin inmutarse hicieron lo que a ellos les convenía, negocios a nombre de «diplomáticos».

Aquí vale una acepción de verdad, los únicos que revisten el rango de diplomáticos son los embajadores o embajadoras, si una mujer es designada en ese cargo su esposo no es embajador, si al contrario un varón está en el sitial, su esposa no es embajadora.

Los demás son del servicio exterior, son dependientes, empleados, de la Cancillería, por tanto, sus valijas pueden ser revisadas en los aeropuertos o por donde ingresen y salgan de nuestro país, ni siquiera deben ocupar salas VIP.

La gota que rebasó el vaso de la tolerancia, fue el desconocimiento por el dictador a los resultados del referéndum del 21 de febrero de 2016, el voto mayoritario, por más del 75%, rechazó la modificación parcial del Art. 168 de la CPEP y también rechazó la re-postulación a la presidencia y vicepresidencia de los ahora renunciantes exmandatarios. A partir de ello la juventud boliviana fue acumulando encono en contra del dictador.

Los jóvenes fueron actores, ni duda quepa, de las batallas en diferentes ciudades capitales de Bolivia. La batalla final, el Waterloo del dictador y su exvicepresidente, fue en la ciudad de La Paz. Los jóvenes, mujeres y varones, sus padres, madres de familia, hermanos, amigos, estuvieron en cabildos, presionaron valientemente, sin armas, sin consignas políticas ni obediencia a ningún político, hasta que el dictador desocupó el Palacio «Quemado», abandonó funciones, se trasladó al Chapare, allí le recordaron, según se dijo, sus asesores extranjeros, que era peligroso intentar convertirse en jefe de la resistencia a la rebelión, revolución pacífica, de los jóvenes. El Chapare no es un lugar estratégico para acciones de guerrilla, combate frontal, con la Policía o con las Fuerzas Armadas.

El bastión escogido por el dictador tuvo que abandonarlo, su plan de vuelo en principio, según informaciones de la Fuerza Aérea nacional, era hacia Argentina, cuando estaba en vuelo la nave fue notificada, según los pilotos, que no había autorización para que aterrice en el aeropuerto de Buenos Aires, Morales tuvo que retornar al Chapare y fue recogido por un avión de la Fuerza Aérea de México.

La pregunta de diez millones de bolivianos, ¿todo un avión tipo Hércules para llevar a 3 personas? (a Morales, Álvaro García Linera y Gabriela Montaño), todo un grandísimo avión para desde el Chapare, donde se produce la hoja de la coca para fines ilícitos, según denuncias de la FELCC, ¿para irse sin otros productos? El presidente de México, José Manuel López Obrador, está en la mira de la opinión pública internacional, de recelo por su accionar, pues días antes había ordenado liberar a un hijo del cartel de la droga en Sinaloa. ¿Coincidencias o planificación antelada para cobrar favores?

Los que convocaron a los cabildos, sobre todo en Santa Cruz, La Paz, Cochabamba, Chuquisaca, no tuvieron el coraje y la capacidad intelectual para ingresar al Palacio «Quemado» y constituirse en gobierno provisional. Estaban en huida los exministros, diputados, senadores, asambleístas departamentales, del MAS.

Los citados, los del Legislativo y todo el aparato del exgobierno no hubieran caído en colchón pullman, la presencia de la senadora Añez fue determinante para que haya un gobierno de transición.

Convocado para el 3 de mayo las elecciones, desde Argentina se dio a conocer a los candidatos por el MAS, los partidos de oposición, entre ellos de Unidad Nacional, también lo hicieron.

La inscripción de varias alianzas y las que pueden presentarse, como candidatos sin necesidad de alianza, preocupa a la ciudadanía. Los candidatos de tal o cual sigla, no quieren darse cuenta que en niveles del aérea rural la situación es otra, a muchos no los conocen, pues están más ocupados en tareas del agro, de la siembra y cosecha de los productos que favorece la madre tierra.

Se esperaba que se había aprehendido la lección de la falta de unidad de la oposición, pero no, todos, se sienten apreciados por el pueblo, en un cerrar de ojos, creen tener derecho a que los espacios de poder público sean de ellos.

Por tanto, los candidatos, deben meditar, reflexionar, si con el cantar de los pájaros el pueblo les favorecerá o no con su voto.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -