Psicopatía de esquizofrenia o arrebato sentimental, pasional

Causa profundo dolor y preocupación social el asesinato de tres niños, el suicidio de la autora, la extracción del corazón a otro niño, la confesión de una madre «adicta a la clefa», las denuncias de muchas mujeres de continuos maltratos por parte de sus conyugues, que significa que algo inusual, trágico, está ocurriendo no solo por la crisis económica que afecta a las personas, sobre todo a quienes no logran trabajo por circunstancias ajenas a su voluntad y también a otras causales.

De otra parte, el reclamo de mujeres respecto a que una vez presentado y tramitado proceso por asistencia familiar, en algunos juzgados se retarda hacer cumplir al demandado la manutención para menores, propiciando que las madres intenten procurar otros métodos porque «su paciencia se acaba».

En el primer caso, se supone que la madre que utilizó raticida, veneno, no lo obtuvo ese día sino que ya tendría en su mete, hace algún tiempo, obrar de esa forma ante alguna situación que le preocupaba y la llevó a la angustia, desesperación y locura, por lo que es importante investigar al exesposo para saber qué ocurrió, qué le dijo o si la amenazó dejarla y no tener «obligación» de otorgar a los menores victimados, alimento, educación, vivienda y el estado anímico de su mujer, antes de ir a su trabajo.

La forma en la que accionó la muerte de sus tres hijos y de su persona, demuestra que hubo planificación, premeditación, alevosía y ventaja, de la mujer con respecto a los menores indefensos.

El segundo caso, de una joven mujer que mediante un punzante había victimado a un niño de cuatro años y el forense informo que se «le había extraído el corazón y dañado un pulmón», da escalofríos, la ahora encarcelada declaró su culpabilidad y se sometió a proceso abreviado por lo cual el juez resolvió aplicar 30 años de presidio sin derecho a indulto.

Surge la interrogante ¿Son casos de esquizofrenia o de arrebato de pasiones contenidas?

En lo referente a madres que no pueden cobrar, en forma oportuna, liquidación sobre asistencia familiar, porque los obligados presentan chicanas leguleyas para cansarlas, ocasiona que las afectadas, en algunos casos, planifiquen actitudes de represalia o intenten inspirar lastima pero que el fondo de sus necesidades económicas las puede impulsar a actitudes insospechadas en defensa del derecho de sus hijos.

Los profesionales y estudiosos, científicos, investigadores, sobre psicopatías y del comportamiento social, deben hacer conocer sus puntos de vista sobre dichos hechos, que, al margen de constituir delitos muy graves en unos casos y resistencia a resoluciones judiciales en otros, comprometen la tolerancia, paciencia, comprensión y que desencadenan decisiones e inconductas lamentables como las que se especifica.

¿Qué está ocurriendo en nuestra comunidad, sociedad, colectivo social, por qué de pronto surgen hechos que rayan en la tormenta bíblica de tiempos del medioevo o de tiempos en que se imponía el «diente por diente ojo por ojo» y se pretendía implantar la teoría de César Lombroso que sostenía que «los que nacían con defectos eran en potencia criminales natos y había que depurarlos»?, teoría por supuesto inadmisible.

No son temas fáciles o de inmediata solución, psiquiatras, psicólogos y sociólogos, principalmente, deberían dar a conocer su punto de vista y la forma de encararlo para evitar que surjan nuevos hechos similares o peores a lo citado.

En estos tiempos en que todo se va transformando, en la que las voluntades ya no son fuente de vida y compromiso con obligaciones naturales, es necesario se dé a conocer soluciones que se deben imponer, ¿las drásticas a través de la coerción de la Ley o las del sentimiento, pasiones y humanitarismo?, para que no ocurran más hechos trágicos que preocupan a la comunidad.