8 C
La Paz
viernes, noviembre 25, 2022
InicioMundoPutin y Díaz-Canel, contra "el imperio yanqui"

Putin y Díaz-Canel, contra «el imperio yanqui»

El presidente ruso, Vladímir Putin, recibió hoy con todos los honores al líder cubano, Miguel Díaz-Canel, con el que arremetió contra las sanciones y embargos impuestos a su país y a la isla por el «imperio yanqui», al tiempo que homenajeó al fallecido Fidel Castro con una estatua en el corazón de Moscú.

«La Unión Soviética y Rusia siempre han apoyado y hoy siguen apoyando al pueblo cubano en su lucha por la independencia», dijo Putin al comienzo de la reunión con su colega cubano en el Kremlin.

Díaz-Canel, que recientemente se mostró también dispuesto a reforzar el diálogo político con EEUU, llegó a Moscú en busca de ayuda para superar la crisis energética en la que se encuentra sumida la isla debido a los continuos apagones.

El pago de la deuda tendrá que esperar

Entre la pandemia y la campaña militar en Ucrania, hacía mucho que un mandatario extranjero no recibía en Rusia el trato del que hoy dispuso el líder cubano, que había visitado por última vez este país en 2019.

Díaz-Canel inició la jornada con una intervención ante la Duma o cámara de diputados, se entrevistó con los líderes de ambas cámaras del Parlamento y fue recibido por el patriarca ortodoxo, Kiril.

«Cuba está dispuesta a respetar y cumplir con las obligaciones financieras que tiene con Rusia en cuanto la situación económica se alivie un poco y eso sea posible», prometió, en alusión a los 2.300 millones de dólares en créditos que recibió la isla entre 2006 y 2019.

En febrero pasado el Parlamento ruso ratificó una normativa que permite aplazar el pago de los créditos otorgados a La Habana hasta 2027.

Como colofón, se reunió con Putin en el Kremlin, que quería mostrar al mundo que Rusia no está aislada y aún tiene interlocutores, especialmente entre los países en desarrollo.

EE.UU. tiene la culpa

«Tanto Rusia como Cuba están sometidas a sanciones (…) que proceden y tienen su origen en el mismo enemigo, el imperio yanqui, que ha manipulado también a una parte importante del mundo», aseguró Díaz-Canel en el Kremlin.

Díaz-Canel, que llegó a Rusia en el marco de una gira que le llevará también a Turquía y China, calificó las sanciones contra ambos países de «injustas», «unilaterales» y «arbitrarias».

«Rusia siempre puede contar con Cuba», afirmó y se declaró admirador del «liderazgo» del jefe del Kremlin.

Subrayó que el «primer compromiso» de su Gobierno ha sido defender la posición de Moscú en el conflicto de Ucrania, «que ha sido creado y tiene su origen lamentablemente manipulado por el gobierno de los Estados Unidos ante la opinión pública internacional».

«Usted había estado alertando al mundo hace tiempo que era inadmisible el avance de la OTAN hacia las fronteras rusas. Estados Unidos manipuló esa situación, trató de encontrar en la guerra, como siempre lo hace en las guerras extraterritoriales (…) la posibilidad de emerger como el gran solucionador de los problemas», afirmó.

Por su parte, Putin recordó que Rusia siempre se ha opuesto a los embargos y al bloqueo de la isla y recordó que ambos países tienen un plan de desarrollo de su cooperación bilateral hasta 2030.

«Todo esto es resultado de la tradicional amistad que fue cimentada por el camarada Fidel Castro», resaltó.

Putin hereda los ideales del Comandante

Precisamente, Putin y Díaz-Canel inauguraron hoy en la capital rusa una estatua de bronce de tres metros del líder de la revolución cubana, del que dijo que «se le considera con razón como uno de los líderes más brillantes y carismáticos» del siglo XX.

«Es el símbolo de toda una época, la época del movimiento de liberación nacional, del fin del sistema colonial y de la creación de nuevos Estados independientes y soberanos en América Latina y África», señaló.

Putin, quien subrayó que Castro dedicó toda su vida a defender a «los sometidos», recordó las reuniones que mantuvo con el líder revolucionario cubano entre 2000 y 2014.

«Él hablaba de cosas muy en línea con los tiempos, los tiempos de instauración del mundo multipolar. De que la independencia y la dignidad no se negocian. De que cada pueblo tiene derecho a un libre desarrollo, a elegir su camino. Y de que en un mundo realmente justo no puede haber sitio para el dictado, el saqueo y el neocolonialismo», rememoró.

Putin, quien mantiene que el fin del mundo unipolar liderado por EEUU y el ocaso de Occidente está a la vuelta de la esquina, recordó que la «romántica» figura del «Comandante» sigue inspirando aún hoy en día a los rusos.

No lejos de la plaza donde se erigió la estatua de Castro se encuentran las calles dedicadas a los fallecidos mandatarios de Chile, Salvador Allende, y Venezuela, Hugo Chávez.

La inauguración tuvo lugar tres días antes de que se cumplan seis años del fallecimiento del líder cubano, que visitó por última vez Moscú en 1987, cuando aún existía la Unión Soviética.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -