6 C
La Paz
sábado, septiembre 18, 2021
InicioOpiniónQué ironía, intentar ser senador para "blindarse"

Qué ironía, intentar ser senador para «blindarse»

Dr. DAEN. Wenceslao Jáuregui

El pueblo está anonadado por el descaro y cinismo de quienes alegando ser insustituibles, confiesan que su deseo no es para servir a los supremos intereses nacionales, a los departamentos, regiones, localidades, sino para «blindarse» de persecuciones jurídicas. Santo Dios a qué extremos hemos llegado, ¿cree acaso que los bolivianos y bolivianas somos seres de otros planetas donde el sol eclipsa los anillos de Saturno?

Es inverosímil que un expresidente, que fue parlamentario, diputado, no sepa que legislar es dictar leyes, aprobarlas, fiscalizar a los Órganos Ejecutivo, Judicial, Electoral y a los servidores públicos de las diferentes instituciones y entidades, alcaldes, gobernadores y no para escudar sus actuados ilícitos que generaron delitos de lesa humanidad.

Proclamar a voz en cuello que se intenta ser senador para «blindarse» de determinadas persecuciones, de tinte internacional, es simple y llanamente una declaración que significa admitir que quiere tener impunidad, en el caso, para no ser llevado a otra nación, para que allí no se lo juzgue por determinados delitos.

El dictador Morales da a conocer que lo aprobado por la Asamblea Constituyente y por el Congreso bicamaral, que está vigente como Constitución Política del Estado Plurinacional, está por demás porque amanuenses de su partido acudieron ante la OEA reclamando por sus derechos humanos que hubieran sido conculcados en Bolivia.

El interesado Evo Morales Ayma no firmó memorial o petición alguna sobre el tema. El único que debía haber sentido y reclamado que algún derecho humano se le hubiera conculcado era él.

Los descalificados servidores públicos que interpusieron luego acción de defensa de los derechos humanos del expresidente, pidieron se dicte la malhadada sentencia constitucional 084 /2016, a cuyo fin firmaron diputados y senadores del MAS y no el que se decía afectado.

Salta la liebre, el exmandatario intentaba quedarse en la silla presidencial por tiempo indefinido arguyendo que la sentencia constitucional, que tampoco la pidió ni firmó memorial alguno, 084 estaba ejecutoriada.

No es válido que terceras o interpósitas personas se arroguen facultades para indicar que el derecho humano del expresidente y de otros servidores públicos, como ser alcaldes, gobernadores, hubieran sido afectados, como si estos no tuvieran personalidad jurídica.

Con sus declaraciones de primero conformar milicias armadas y luego manifestar que quiere ser senador por Cochabamba solo para «blindarse», Juan Evo Morales Ayma al no haber adjuntado documentación exigida para optar alguna representación, se ha descalificado motivo por el cual el Tribunal Supremo Electoral debe rechazar su pretensión. No hay dónde perderse.

Para ser equidistante de posiciones ultras, el exasilado en Paraguay Mario Cossío, que también intenta postular a senador para estar «vigente ante el consenso nacional», no tiene argumento válido, no cumplió con la residencia obligatoria que fija la Ley de Régimen Electoral.

No es el caso analizar quien o ninguno tiene razón, sino que ambos deben leer y releer la Constitución Política del Estado Plurinacional y Ley Electoral, convencerse que tienen que cumplirla y por tanto el TSE debe rechazar la postulación de ambos y de otros que no vienen al caso citarlos.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -