8.7 C
La Paz
sábado, febrero 24, 2024
InicioGenteCineRaquel Welch, la "sex symbol" cuyo talento fue eclipsado por su belleza

Raquel Welch, la «sex symbol» cuyo talento fue eclipsado por su belleza

Eclipsada por su propia belleza, la actriz Raquel Welch, que falleció este miércoles a los 82 años, fue algo más que un símbolo sexual de la década de 1970.

Hija de un ingeniero boliviano que se mudó a Estados Unidos, Jo Raquel Tejada nació en Chicago en 1940 y nunca renegó de sus raíces latinas, pese a los esfuerzos de su padre de que las ignorara para que pudiera encajar en la cultura estadounidense.

Desde su adolescencia fue admirada por su físico y ganó algunos certámenes de belleza, pero sus verdaderas aspiraciones estaban puestas en la actuación.

A los 19 años se casó con James Westley Welch, su novio del instituto de La Jolla, en el sur de California, con quien tuvo dos hijos, y de quien adoptó su apellido con el que sería reconocida a nivel internacional hasta sus últimos días.

Su camino en la industria del entretenimiento comenzó de la mano de Elvis Presley con un pequeño papel en «Roustabout» (1964) y más tarde tuvo trabajos de más peso en filmes como «Fantastic Voyage» (1966).

Su carrera despegó con la aventura prehistórica de «One Million Years B.C.» (1966). La imagen de Welch y su icónico bikini afianzó su estatus de «sex symbol» en una cinta cuyo póster promocional pasó a la historia del cine.

Su belleza y potencial erótico fue aprovechado por la industria, que creó para ella uno de los apodos más machistas que se recuerdan en Hollywood: «El Cuerpo».

La carga sexista de este título la acompañó durante toda su carrera y la actriz, cuya belleza fue comparada con la de Marilyn Monroe, nunca aceptó papeles de desnudos.

En 1975, su talento fue reconocido con el Globo de Oro a mejor actriz de comedia o musical gracias al filme «The Three Musketeers».

Otra de las cintas representativas de su trayectoria fue «Myra Breckinridge» (1970), en la que interpretó a una joven transexual.

La película no fue bien recibida por la crítica y Welch, quien se había interesado en tomar parte del proyecto por el reto actoral que suponía para su carrera, tampoco quedó satisfecha con el resultado final.

La artista se desempeñó también como cantante y participó en programas musicales, en los que compartió escenario con artistas como Cher. Un momento icónico de su trayectoria fue su visita en 1967 a las tropas estadounidenses durante la Guerra de Vietnam para dar un concierto.

La actriz también fue parte de títulos como «Lady in Cement» (1968), junto a Frank Sinatra, y algunas de sus cintas más recordadas son el wéstern «Hannie Caulder» (1971) y «Fathom» (1967).

Welch trabajó en más de 70 proyectos audiovisuales, y algunos de sus últimos trabajos fueron en televisión como «Date My Dad» (2017) y el filme «How to Be a Latin Lover», protagonizado por Eugenio Derbez.

En su madurez la actriz también se dedicó a negocios empresariales de productos de cosmética y de belleza. En 2010, lanzó su libro «Raquel: Beyond the Cleavage» («Raquel: Más allá del escote»), en el que contaba sus memorias y reflexiones sobre lo duro que fue ser madre soltera en la industria de Hollywood y convertirse en un icono sexual.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -