Real Tomayapo dio el primer paso a cuartos de final de la Simón Bolívar

apg

Después de tropezar muchos inconvenientes (ambos equipos) como consecuencia de los bloqueos que persisten en algunas poblaciones de Potosí, este sábado el plantel de Stormers San Lorenzo (Potosí) perdió en casa contra Real Tomayapo (Tarija) por 0-1, en una tarde complicada para el local cuya dirigencia al término del juego anunció a gritos que impugnarían el encuentro por una supuesta mala habilitación del jugador Mario Nahuel Quiroga.

El encuentro de ida que correspondió a la segunda fase de la Copa Simón Bolívar, se jugó en el estadio de la Asociación Potosina de Fútbol que además sirvió para abrir las puertas oficialmente, después que el escenario deportivo fue sometido a distintos trabajos con el respaldo de la Federación Boliviana de Fútbol que coordinó con FIFA FORWARD. En la ocasión estuvieron presentes más de mil personas que observaron el encuentro.

La programación de este partido sufrió más de un cambio debido a los conflictos sociales en el país, el plantel de Tomayapo estuvo fuera de Tarija por más de cinco días en su intento de llegar primero a Llallagua y después a Potosí, mientras que el local tuvo que pasar un bloqueo el día viernes y llegó a la Villa Imperial este sábado, ante esa eventualidad este encuentro quiso ser diferido para el día domingo, pero ya no encontraron el camino del acuerdo.

Hasta la mañana de este sábado el presidente del club Stormers San Lorenzo, Víctor Ciprián ya daba por hecho que el encuentro no se jugaría, pero finalmente ambos elencos se presentaron y el juego se inició con algo de demora y el resultado favorable para los visitantes, hecho que dejó más que molesto al directivo local que no se guardó nada y anunció que impugnarían. «Nos ganaron por goleada, señores fue 1 a 0, hay una mala habilitación y haremos oficial la impugnación», comentó.

En fin. El partido en un inicio fue para el bostezo, los dos equipos primero estudiaron su juego, las llegadas a uno y otro arco no fueron frecuentes, pero después Tomayapo comenzó a tomar las riendas del encuentro, el técnico Horacio Pacheco hizo una buena lectura del cotejo y propuso a un elenco movedizo que finalmente hizo su trabajo.

La visita se puso en ventaja en el minuto 35 con un zapatazo del jugador Cristhian Valencia quien remató de 35 metros, la jugada de pisaron les salió como un perfecto dibujo, el tanto fue convertido a los 35 minutos y fue celebrado con todo por los pocos hinchas del elenco tarijeño, que hizo el trabajo y terminó cambiando el juego por un gol.

Con el 0 a 1, los ánimos de los jugadores del plantel de Llallagua no eran de los mejores, cometieron errores y terminaron el partido con las manos vacías y el compromiso de realizar un buen papel en el cotejo de vuelta que se jugará el siguiente domingo (01 de diciembre) en el la ciudad de Tarija, IV Centenario a partir de las 15:00. En este cotejo no podrá ser tomado en cuenta el jugador Mauricio Panozo, del plantel de potosino que fue expulsado a los 87 minutos.