Realizan el primer envío de 48 toneladas de carne bovina a China

El Gobierno inició ayer la exportación de carne bovina hacia China con un primer envío de 48 toneladas, algo que las autoridades consideraron una oportunidad para el crecimiento económico del país.

El presidente Evo Morales; el canciller Diego Pary; el embajador de China en Bolivia, Liang Yu, y representantes de los ganaderos asistieron a un acto en la región de Santa Cruz para realizar el primer envío a China.

«Es un hecho histórico porque es el primer embarque de exportación de carne, tenemos la obligación de, como Bolivia, crecer económicamente (…), mi pedido es que no falte la carne bovina a los bolivianos y redoblar esfuerzos para el bien de todas y todos, así también gana nuestra querida Bolivia», dijo Morales en el acto que se realizó en la Federación de Ganaderos de Santa Cruz (Fegasacruz).

«Será otra oportunidad para que Bolivia siga creciendo económicamente», enfatizó.

El mandatario boliviano expresó que este día será «para nunca olvidar» y que es un gran desafío para el país.

«Es un gran desafío no solo para el Gobierno, sino para el Estado y el pueblo boliviano, cómo garantizar el mercado interno y cómo exportar para seguir mejorando la economía nacional», sostuvo.

Según datos que brindó el representante de los frigoríficos para la exportación, Beltrán de Lazo, el primer envío consiste en dos contenedores, cada uno con 24 toneladas de carne con 26 distintos cortes y que equivalen a 180 cabezas de ganado.

«Estamos en condiciones de cumplir», señaló el representante.

Un grupo de activistas irrumpió en el acto cuestionando que se hable de la exportación de carne, mientras la Chiquitania, también en Santa Cruz, se incendia, si bien el evento prosiguió luego sin mayores novedades.

En tanto, el embajador Yu destacó el trabajo y la eficiencia de los bolivianos para realizar este primer envío a dos meses de firmar el protocolo sanitario para la exportación de carne.

El diplomático indicó que el consumo de carne en China per cápita es de 60 kilos por año que «alcanza el nivel doble del promedio mundial» y que en 2018 el país asiático importó más de un millón de carne bovina.

Además Yu expresó su preocupación por la «catástrofe» de los incendios en la Chiquitania boliviana, que ha arrasado miles de hectáreas de bosque y pastizales, y los de la Amazonía de Brasil.

«Estamos viendo en qué forma vamos a ayudar al hermano país Bolivia y esperamos que pronto se pueda subsanar todas las pérdidas de esta catástrofe», declaró el embajador.

En junio autoridades bolivianas firmaron un protocolo sanitario para la exportación de la carne bovina con miras a nivelar su balanza comercial con esa potencia asiática.

En diciembre del año pasado, Bolivia inició empezó a exportar quinua a China con un primer envío de 40 toneladas y se proyecta ampliar las ventas a ese mercado asiático con productos como la soya y el café.