Refuerzan con médicos Trinidad ante el alza del COVID-19

APG

El incremento de casos de COVID-19 en Beni ha hecho que se refuerce la atención médica con el traslado de especialistas hasta ese departamento.

«Estamos mandando uno de nuestros mejores equipos de respuesta inmediata», dijo a los medios el director del Servicio Departamental de Salud de La Paz, René Sahonero.

Alrededor de una veintena de médicos brindarán su apoyo por espacio de «diez días o un poco más», principalmente en la capital del departamento, Trinidad, que es la más golpeada y donde existe un hospital entero en cuarentena, explicó Sahonero.

Hace algunas semanas Beni era la única región de Bolivia que no presentaba contagios por la enfermedad, pero sin embargo en los últimos días aquel panorama cambió con el incremento de casos que puso al departamento entre los más afectados del país.

El reporte nacional de contagios establece que en ese departamento han muerto 40 personas y que existen 551 casos confirmados, algo que coloca a esa región como la segunda más afectada de Bolivia por detrás de Santa Cruz.

La región de Santa Cruz es la más extensa y poblada de Bolivia, mientras que Beni tiene unos 500.000 habitantes en cerca de 213.500 kilómetros cuadrados, con menos de dos habitantes por kilómetro cuadrado.

El índice de transmisión por COVID-19 en Beni ha llegado a superar a departamentos mucho más poblados como La Paz y Cochabamba, con 2,9 y 1,9 millones de habitantes, respectivamente.

Sahonero explicó que «lamentablemente en el Beni se ha desbordado» y este apoyo responde a «un pedido nacional que han hecho» las autoridades benianas, por lo que también se analizará dar el refuerzo médico a otras poblaciones aparte de Trinidad.

Bolivia reportado 169 decesos y 4.088 casos de la enfermedad desde la detección de los primeros contagios a principios de marzo.

El Gobierno interino del país ha establecido una cuarentena hasta finales de mayo, aunque desde hace una semana se ha abierto la posibilidad de cierta flexibilidad de las restricciones en municipios catalogados de riesgo medio y bajo.