10 C
La Paz
lunes, septiembre 26, 2022
InicioDeportesRespaldo estatal y profesionalismo, las deudas de Bolivia con sus deportistas

Respaldo estatal y profesionalismo, las deudas de Bolivia con sus deportistas

Un mayor respaldo estatal, una mejor formación y apuntar al profesionalismo son algunas deudas que tiene Bolivia con sus deportistas para dejar de vivir de las escasas glorias deportivas logradas hace décadas y aspirar a conquistas pendientes como la medalla olímpica que hasta ahora no ha llegado.

Deportistas bolivianos consultados por Efe coincidieron al señalar estos aspectos como necesarios para que el país pueda brillar en competencias internacionales.

Viejas glorias

En el imaginario colectivo de los bolivianos viven fuertemente las memorias del triunfo en el Campeonato Sudamericano en 1963, como se conocía entonces a la Copa América, y la histórica clasificación al Mundial de Estados Unidos en 1994, las dos mayores hazañas futbolísticas del país.

En 2023 se cumplirán 60 años de la primera y 30 de la segunda sin que la Verde haya podido reeditar el título continental, menos volver a la cita mundialista. Lo más cerca que estuvo de tener otra gloria futbolística internacional fue el subcampeonato de la Copa América en 1997.

La ilusión se reavivó en las recientes eliminatorias sudamericanas al Mundial de Catar 2022 cuando a falta de cuatro fechas quedaban posibilidades de aspirar al menos a la repesca, pero una vez más la selección boliviana volvió a quedar entre los últimos en la clasificación.

Para el exjugador mundialista Marco Antonio ‘el Diablo’ Etcheverry, una de las leyendas del fútbol boliviano, es muy «duro» que no se hayan logrado nuevas hazañas en las últimas décadas.

«Me gustó hablar con Fernando Costa (actual presidente de la Federación Boliviana de Fútbol), que me decía (que) hemos tocado fondo y de aquí tenemos que levantarnos. Es una manera de empezar esta nueva etapa y tiene que ser así, de aquí para arriba, para adelante y empezar a pensar en positivo», dijo Etcheverry a Efe.

‘El Diablo’ fue parte del plantel que clasificó al Mundial de 1994 junto a otros jugadores como Juan Manuel Peña, que consideró que el nivel actual del fútbol boliviano se debe a la «falta de trabajo» y de capacitación, sobre todo a los entrenadores.

«Hay materia prima para trabajar, el problema es que no trabajamos como se tiene que hacer», dijo Peña a Efe.

Otras disciplinas

La situación en otras disciplinas no ha sido tan estéril, pues los bolivianos han destacado en competencias regionales y certámenes como los juegos Bolivarianos, Sudamericanos y Panamericanos, pero el gran pendiente sigue siendo los Olímpicos, ya que el país nunca ha estado en un podio.

En declaraciones a Efe, la laureada atleta Geovana Irusta, ocho veces campeona sudamericana de marcha atlética, consideró que «ha decaído mucho el deporte» porque, a su juicio, las autoridades no dan el apoyo ni la importancia necesarios y ven el deporte «como un hobby».

«Una medalla, sobre todo si es olímpica, no se da de la noche a la mañana. Tenemos que tener un ciclo olímpico como mínimo para poder acceder a una de estas medallas», indicó.

Para la nadadora Karen Tórrez, una de las más destacadas deportistas bolivianas actualmente, el país «está creciendo», pero debe aspirar al profesionalismo en todas las disciplinas deportivas para no quedarse atrás.

«Hay cada vez más deportistas que se dedican de una manera prioritaria al deporte, que le dedican todo su compromiso, así que creo que eso va a ser el cambio para los próximos años», declaró Tórrez a Efe.

¿Qué hace falta?

A juicio de Etcheverry, hace falta «todo» para que mejore el nivel deportivo boliviano, desde infraestructura y planes formativos, hasta apoyo económico.

‘El Diablo’ mencionó a algunos deportistas que destacan actualmente, como Conrrado Moscoso y los hermanos Carlos y Roland Keller en ráquetbol, el tenista Hugo Dellien, o Karen Tórrez, pero «después no tenemos trascendencia».

Para el exmundialista, lo primero sería capacitar mejor a los entrenadores bolivianos en cualquier disciplina, en lo que coincidió Peña.

«Lo principal es formar entrenadores en todas las disciplinas para que estos nuevos formadores tengan la capacidad de enseñar a los chicos en las condiciones adecuadas», manifestó el exjugador que pasó por filas de los españoles Real Valladolid y Villarreal.

Irusta incidió en tener como autoridades «a gente que conoce del deporte» y dé el apoyo necesario, mientras que Tórrez apuntó al profesionalismo, ya que salvo por el fútbol, en las otras disciplinas muchos atletas deben combinar el entrenamiento con estudios o trabajo.

«Una vez que Bolivia tenga más deportistas profesionales que se dediquen netamente al deporte vamos a ver un cambio en el deporte boliviano», concluyó la nadadora.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -