6 C
La Paz
miércoles, abril 14, 2021
InicioOpiniónEditorialRetorno a una nueva normalidad

Retorno a una nueva normalidad

Volver a la normalidad es un deseo de todos, pero la realidad impone velar por la salud de la población. Pero tal vez sea posible, si se logra que todos tomen conciencia de que vencer al coronavirus es posible con disciplina, orden y las precauciones debidas. Los empresarios del país están desesperados por la necesidad de reactivar sus negocios, servicios y factorías, así como es aspiración general reactivar el sistema productivo y volver poco a poco a una nueva normalidad, porque el coronavirus cambio todo, desde los hábitos higiénicos hasta las relaciones sociales. Lo mismo ocurre con la actividad productiva que, según el sector privado, es posible lograr su recuperación, conciliando con la emergencia sanitaria.

Efectivamente, los empresarios han propuesto al gobierno volver al trabajo intensificando las medidas sanitarias, y adoptando una serie de previsiones de seguridad y prevención. Proponen cambiar completamente los hábitos de comportamiento, evitar la congregación, desconcentrar los mercados, establecer sistemas de turno de ingreso al trabajo y modificar la formar de transporte, además de buscar créditos para el sector productivo y promover el consumo de la producción nacional. La propuesta surge de la Federación de Entidades Empresariales de Cochabamba (FEEC). Su presidente, Javier Bellott, efectuó la presentación del plan post-coronavirus e informó que el plan ya fue expuesto a las autoridades nacionales, departamentales y municipales, para que se analice junto con el sector de salud.

El Plan de los empresarios insiste en mantener las medidas sanitarias, como la utilización del barbijo y evitar la aglomeración de gente, como puntos centrales que deben ser aplicados de forma obligatoria. El plan incluye medidas como la promoción de los mercados vecinales, un rol de nuevos turnos de ingreso al trabajo o a la escuela, la nueva disposición de oficinas para evitar aglomeraciones y el obligar al transporte público a que no lleve más de la mitad de su capacidad de pasajeros. También sugieren aplicar nuevas señalizaciones en sitios públicos para mantener las distancias.

A su vez, la Cámara Nacional de Industrias presentó un protocolo de bioseguridad que tiende a dar continuidad a las operaciones de producción durante la pandemia del Covid-19. La propuesta busca reencauzar la producción industrial, pero protegiendo la salud de los trabajadores, con medidas de prevención, y de esta manera proveer productos y servicios a la población, garantizar al Estado medidas sobre la bioseguridad en las operaciones productivas y de servicios y preservar la economía del Estado.

El protocolo incluye a industrias pequeñas, medianas y grandes, así como a organizaciones de servicios. Entre los puntos que abarca el protocolo industrial de seguridad se encuentra la definición de equipos, especificación de responsabilidades, plan de acción durante la pandemia, comunicación, clasificación de empresas por riesgo de condiciones de salud, por función y por riesgo de exposición. Propone la capacitación personal de las empresas que involucre al equipo de protección personal, monitoreo y control; medidas de bioseguridad como la limpieza y desinfección, el transporte del personal, transporte de mercaderías, distribución y comercialización de productos.

Se busca que esta propuesta pueda ser analizada a la brevedad posible por el gobierno pues tiene que ver directamente con la economía de las empresas y también porque se refiere al retorno al trabajo en condiciones de seguridad luego de la cuarentena, señala la entidad.

Probablemente estas propuestas sean la base para que el gobierno asuma las determinaciones conducentes a que el país retorne progresivamente a una nueva normalidad, ya que es necesario comprender que nada será igual después de esta pandemia que ha obligado al mundo a imaginar una nueva forma de vida, una nueva realidad en la que la gente tendrá que convivir con el coronavirus, alejar las relaciones, y levantar barreras entre las personas, inclusive, obligando a sacudir las costumbres sociales, por lo menos hasta que una vacuna consiga protegernos.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -