9.8 C
La Paz
sábado, marzo 2, 2024
InicioOpiniónEditorialRige cierre de fronteras

Rige cierre de fronteras

Epidemiólogos nacionales y el ministerio de salud han advertido sobre los graves riesgos que corremos por la presencia del coronavirus. El cumplimiento de la cuarentena y de emergencia sanitaria son necesarias e imprescindibles para que en el país se logre controlar la situación.

El ministro de salud, Aníbal Cruz, advirtió que, en caso de que la población no apoye las medidas preventivas se puede tener una «explosión» de casos de coronavirus. Hasta ayer 26 de marzo se confirmaron más de 60 casos, hecho que debe llamar a la reflexión y a la serenidad porque Bolivia está a tiempo de evitar una catástrofe.

Cruz considera que existe un «exceso de confianza en muchos sectores» de la sociedad que incumplen la cuarentena, olvidando que hay una pandemia que ha afectado inclusive a Estados que tienen mejor sistema de salud que el nuestro.

No debe ignorarse que hay más de 25 mil personas que han muerto en el mundo a causa del coronavirus. Las nuevas restricciones que rigen representan el sacrificio de todos, pero es la única manera de evitar que la pandemia cunda en Bolivia. Varios médicos, especialistas han dado pautas para que la población pueda guiarse en esta crisis que ha generado el Covid-19.

El investigador y docente de la UMSS, Yercin Mamani, doctor en salud pública, realizó una proyección sobre los casos de coronavirus que podrían darse en Bolivia considerando tres contextos: Aún de cumplirse a cabalidad la cuarentena, estima que se presenten unos 11 mil casos. Con el cumplimiento a medias del aislamiento prevé 34 mil casos y el peor escenario, de incumplirse el aislamiento y la cuarentena se podría dar hasta 116 mil casos. En su criterio, las dos últimas hipótesis significarían el colapso del sistema de salud en nuestro país. Por ello recomienda mayor disciplina de la población y rigidez en las medidas.

Los riesgos que se ciernen sobre la salud de los bolivianos son muchos, no solamente por las debilidades del sistema de salud, sino porque en este momento algunos consideran que están expuestas al contagio por el arribo de miles de compatriotas desde el exterior, que huyen de la pandemia y por otros motivos de índole personal. El director de Migración, Marcel Rivas, informó que aproximadamente cada día ingresan al país entre 380 a 400 bolivianos, a través de las fronteras con países limítrofes y que todos ellos son sometidos a protocolos de salud.

Los ciudadanos bolivianos podían hasta ayer retornar al país. Es posible se hubiere efectuado controles sobre el estado de salud al momento del examen, pero según expertos en infecciones el virus se manifiesta después de dos semanas del contagio. Estas personas reciben la recomendación de aislarse en sus domicilios.

La Presienta del Estado advirtió que nadie sale ni entra a Bolivia, anunció «el cierre total y absoluto de las fronteras».

Fuentes oficiales dieron a conocer que las Fuerzas Armadas y la Policía tomaron el control de al menos 40 puntos fronterizos y pasos no autorizados en las zonas que limitan con los países vecinos.

El informe dice que según el Decreto Supremo 4200 de Estado de Emergencia Sanitaria, «ningún boliviano ni extranjero podrá ingresar o salir por nuestras fronteras». Las únicas excepciones, son los casos de seguridad nacional y salud sanitaria.

El ministro de salud explicó que la mayor parte de los casos confirmados son importados, es decir que el virus fue traído por personas que llegaron del extranjero. Consideramos que nuestros compatriotas, forzados por su situación de desempleo, la devaluación de la moneda en varios países limítrofes y las advertencias para que abandonen esos territorios, optaron por retornar a su solar nativo, y como quiera que no se debe dejarlos abandonados a su suerte, es necesario se los aloje en centros de albergue y durante catorce días se los ausculte para saber si están o no contagiados para su tratamiento, si el caso se diere, con todas las atenciones médicas de rigor.

Volvieron, eso es lo importante para todos especialmente para sus familiares, desgraciadamente en una etapa de la vida en que un virus mortal está sentando raíces en muchos lugares del planeta.

Ahora, todo dependerá que los bolivianos actuemos con responsabilidad cumpliendo los protocolos de seguridad y emergencia sanitaria y que los organismos de control hagan respetar las determinaciones adoptadas.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -