17 C
La Paz
domingo, diciembre 4, 2022
InicioGenteCineRobert Englund, mito del cine de terror, feliz de ser uno de...

Robert Englund, mito del cine de terror, feliz de ser uno de los «elegidos»

El actor y director norteamericano Robert Englund, mito viviente del cine de terror, confesó este sábado en el Festival de Cine Fantástico de Sitges, en el este de España, que se siente feliz por ser «uno de los elegidos» por el público del género, «junto a Boris Karloff, Vincent Price o Christopher Lee».

En un encuentro con fans y medios de comunicación, Englund, que salpicó sus intervenciones con algunas frases en español, dijo: «Solo soy un actor que hago mis papeles y que estoy agradecido por lo que he elegido ser».

No deja de sorprenderle que «cuando haces un papel como ‘V’ o ‘Pesadilla en Elm Street’ consigues atrapar a gente muy diversa, de diferentes lugares y culturas» y quizá por esa felicidad y querer gustar intenta «hacer una película de terror al año para contentar a los fans», señaló.

Nacido en California en 1947, en los últimos años ha intervenido en «Fear Clinic», «Kantemir», «The Fumhouse Massacre», «The Midnight Man», «Nightworld» o «Abruptio».

Englund, que encarnó a uno de los personajes que más miedo dio a los espectadores en las últimas décadas, aseguró que lo que menos le gusta son las serpientes.

Sobre su participación en «V» dijo que «no tenía pistas de cómo interpretarla» y sobre la saga «Pesadilla…» recuerda que llegó a escribir un guion sobre Freddy cuando se hacía la tercera parte, pero no salió, sin embargo, «algunas ideas de aquel guion se vieron en otras partes de la saga».

Englund debutó como director en 1988 con la película de terror «976-EVIL» («976-El teléfono del infierno» traducida al español), coescrita por el futuro ganador del Óscar Brian Helgeland y protagonizada por Stephen Geoffreys; y su segundo filme dirigido fue «Killer Pad», publicado diez años después directamente en DVD.

«Cuando eres director requiere de una atención que me impide disfrutar, pues cada minuto es dinero», justificó no haber dirigido más trabajos. Por esa razón, prefiere intervenir más en la posproducción.

Cuando le preguntan por cuál es su película de terror preferida, responde con elegancia que «ha ido cambiando con el tiempo» y alza su voz en favor de los nuevos creadores.

Sin embargo, en su memoria retiene títulos como «Sisters» («Hermanas»), de Brian de Palma, «Rosemary’s Baby» (La semilla del diablo, traducida al español), de Roman Polansky, o ese «poder claustrofóbico» de «The Thing» (La cosa), de John Carpenter.

Sobre su icónico personaje de Freddy Krueger, unido a esa mano de cuchillas y su rostro semiquemado, Englund explicó que cuando acabaron de maquillarlo por primera vez fue cuando le salió la voz tan característica que luego atemorizaba en las salas de cine.

Ese personaje le permitió ser «un actor internacional», una condición que «al poder trabajar en otras culturas, y en otros países, fue el mayor regalo que un actor puede tener en su carrera».

De su intervención fugaz en un capítulo de la popular serie televisiva de género «Stranger Things», Englund subraya que «tiene elementos del cine de los años 80, como la propia ‘Pesadilla…’, de ‘ET’ o de ‘Los goonies'».

Englund es uno de los actores que asiste estos días al Festival de Cine Fantástico de Sitges, que se celebra en esa localidad barcelonesa del 6 y el 16 de octubre.

Nacido en 1968, está considerado como el primer festival de cine fantástico del mundo, con un gran impacto mediático e industrial.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -