12 C
La Paz
miércoles, septiembre 28, 2022
InicioOpiniónEditorialSanta Cruz, libre y progresista

Santa Cruz, libre y progresista

Santa Cruz recuerda este 24 de septiembre 212 años del cabildo en el que el pueblo cruceño determinó luchar por la libertad contra el dominio español, logrando, inicialmente, conformar una junta de Gobierno en la línea de otros movimientos realizados en Charcas y La Paz. Los líderes del movimiento libertario, Antonio Vicente Seoane, José Manuel Lemoine, Ignacio Warnes y otros, consiguieron el respaldo del coronel Antonio Suárez para que se una a la causa revolucionaria junto a las milicias que comandaba. Concluido el cabildo, se destituyó al gobernador Pedro José Toledo, representante de la corona española, y se constituyó una Junta de Gobierno Provisoria. Después de varias batallas, lamentablemente, como ocurriera también con los otros movimientos libertarios, los realistas recuperaron el poder. En Santa Cruz se exhibió la cabeza de Ignacio Warnes, uno de los caudillos del movimiento.

Pero el sentimiento libertario cruceño nunca fue aplacado. El pueblo y sus líderes han luchado por salir del atraso, cambiar la inercia y forjar un nuevo destino de trabajo, iniciativa y búsqueda de calidad integral. Con esa idea y la cimiente de la libertad, el pueblo de Santa Cruz se convirtió en el motor de la economía nacional y un ejemplo de una visión progresista que quiere seguir adelante. Las instituciones cruceñas se han imbuido de ese sentimiento y han labrado con mucho sacrificio la ruta encaminada hacia un amplio horizonte. Esta lucha tuvo que vencer diferentes barreras, y aún continúan apareciendo obstáculos. Santa Cruz aspira a mucho más por lo que continúa bregando frente a escollos, contrariedades e inconvenientes, algunos propios, y otros que llegan impuestos desde el centralismo, pese a que esa forma de gobierno fue rechazada por referendos que determinaron la autonomía de las regiones, derecho que hoy está atajado por el poder político.

Pero Santa Cruz persiste en defender su derecho a progresar en un ambiente de libertad, justicia y vigencia de principios democráticos. Uno de los factores que hizo posible el desarrollo de Santa Cruz, fue la férrea unidad que mostró el pueblo cruceño. Pero hoy, como en todo, hay nuevas situaciones y otras perspectivas que emergen del crecimiento, de la atracción migratoria, de la libertad de pensamiento y del derecho a ver los hechos de manera distinta. La diversidad va acompañada de muchas formas de comprender la realidad. Y en este nuevo escenario, la unidad cruceña está comprometida. El aniversario cruceño en 2022 encuentra a las instituciones fundamentales con animosidades entre sí, y contra el gobierno central. El alcalde les ha dado la espalda al comité cívico y al comité que defiende los intereses del departamento, y hasta se ha sumado a la maquinaria del gobierno central.

El gobernador Luis Fernando Camacho, al dar inicio a las actividades del mes aniversario, invitó a la población a «mantener la unidad», y a que participe del cabildo que se efectuara a fin de mes. Hizo un recuento de las conquistas alcanzadas gracias a las luchas cívicas «que benefician a toda Bolivia», e interpeló a «esas autoridades traidoras y serviles al centralismo».

A su vez, el presidente de la Asamblea Legislativa Departamental, Zvonko Matkovic, en la Sesión de Honor por la efeméride cruceña, destacó la hospitalidad está en el espíritu cruceño, y cuestionó la actitud del gobierno nacional. «¡Señores del Gobierno centralista, dejen de mentirle al país! Acá hay progreso, no separatistas. Acá existen oportunidades, no terroristas», dijo Matkovic, quien recordó que Santa Cruz aporta el 34% del total del PIB nacional, y produce el 75% de la comida de todos los bolivianos. Incluso hizo alusión a «la habilidad de darle un valor agregado a todo lo que producimos, de esa manera se genera empleo y oportunidades», dijo.

Tal vez en otras ocasiones pasadas hubo también desacuerdos, pero no con los alcances de lo que ocurre ahora, que derivan en la amenaza de paros, bloqueos y hasta en la intención de organizar dos desfiles cívicos -que se convierten en políticos- al no poder conciliar criterios. Aparentemente, como respuesta al anuncio del Gobernador de que no invitaría a las autoridades del Gobierno central, la tendencia contraria decidió hacer otro desfile para invitar a las autoridades nacionales. Ese ambiente contrasta con la extraordinaria muestra de trabajo, eficiencia, calidad, iniciativa y producción que certifica la feria Expocruz, que se ha convertido en el símbolo de lo que es y hace el departamento de Santa Cruz, que ha logrado la participación de expositores de todo el país, con un evidente intento integrador. Felicidades pueblo cruceño, hacemos votos porque supere las inconveniencias coyunturales, y continúe con su tracción productiva que es un paradigma para todo el país.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -