9 C
La Paz
viernes, junio 14, 2024
InicioOpiniónEditorialSe avecinan movilizaciones y bloqueos

Se avecinan movilizaciones y bloqueos

Se inicia una semana conflictiva se cierne sobre nuestro país, con aprestos de bloqueos de carreteras, movilizaciones sociales y enredos políticos en torno a las elecciones judiciales y los preparativos para las elecciones generales en los que están empeñados tanto los sectores del oficialismo que se encuentran enfrentados, como de la oposición, que buscan crear un frente que tenga posibilidades de terciar en los comicios del próximo año. Pero la tensión amenaza desencadenarse por la escasez de combustibles, la falta de dólares y los pedidos de anulación de algunas normas del gobierno que, en criterio de gremiales, transportistas y comerciantes, afectan a sus actividades e intereses. El gobierno ha convocado a los sectores en conflicto a dialogar en busca de soluciones, pero al mismo tiempo advirtió que la policía actuará para garantizar el libre tránsito y contener eventuales excesos.

Sobre la escasez de dólares, el Banco Central de Bolivia (BCB) insiste en que se trata de un proceso de especulación y apunta a la oposición y a los sectores movilizados. Los gremiales, comerciantes y transportistas mantienen su estado de emergencia y su determinación de movilizarse si el gobierno elude atender sus demandas. En ese marco, piden una reunión con autoridades del Gobierno para dar solución a ese problema, pero además para que atiendan sus demandas sectoriales, entre ellas la anulación de normas que supuestamente los afectan.

Para el gobierno existe una campaña, a veces generada por la oposición y otras veces también por los sectores que de alguna forma se han ido apartando de la gestión del presidente Arce, que generan cierta especulación, por lo menos ese es el criterio del presidente del BCB, Edwin Rojas, en una entrevista en la televisora estatal. Pero las demandas son puntuales y objetivas, y los dirigentes de los sectores movilizados aseguraron que no se trata de una actividad político partidaria. En una reunión ampliada desarrollada el sábado pasado en Cochabamba, el transporte pesado anunció un bloqueo nacional de caminos para estos 3 y 4 de junio por la falta de dólares y problemas en el suministro de combustible.

Por su lado, tras una reunión nacional llevada a cabo el viernes, el sector gremial dio plazo al Gobierno hasta el 8 de junio para resolver sus demandas. Asimismo, el gobierno se reunió con un sector de transportistas, que aseguraron que no se sumarán a los paros ni bloqueos. El dirigente gremial, Jesús Cahuana, explicó que se determinó paro y bloqueo en todas las avenidas principales, en el territorio nacional, si el Gobierno no atiende los cuatro reclamos de este sector. Los gremiales exigen la solución a la falta de dólares y la anulación de normas que supuestamente atentan al sector, entre ellas, la eliminación del Decreto Supremo 4732, que refiere a la regulación, prevención de cláusulas y prácticas comerciales abusivas en contratos de futura venta de inmuebles. El gobierno anunció su disposición a revisar la norma. En este caso, la demanda también es planteada por el MAS que dirige Evo Morales. Otro pedido de los gremiales tiene que ver con la facturación electrónica, que supone al rubro costos adicionales, según sus dirigentes. César Gonzales, tildó a dicha modalidad como una «fábrica de multas».

Los transportistas observan el Decreto Supremo 5146, que dispone que los contratos de incorporación suscritos por las empresas del transporte internacional por carretera con los transportistas deben ser registrados ante el Ministerio de Obras Públicas mediante el Viceministerio de Transportes. Alegan que esa norma prevé descuentos. Domingo Ramos, dirigente del transporte pesado, confirmó: «Entramos en movilizaciones con bloqueo de carreteras el 3 y 4 de junio porque nuestra primera autoridad del país no convocó a una reunión». Hay una contradicción entre los choferes, ya que un sector defiende la vigencia de esa norma. El ministro de Obras Públicas, Édgar Montaño, invitó a los transportistas a sostener un diálogo, pero la dirigencia no aceptó y exigió reunirse con el presidente Arce.

Otro problema en ciernes es la demanda de los choferes a nivel nacional para que se revisen las tarifas del autotransporte. La semana pasada se realizó un paro en Cochabamba, hay un problema en Oruro por las nuevas tarifas. Mientras tanto, el gobierno implementó mecanismos para maximizar el flujo en la circulación de dólares. Uno de ellos es el Bono BCB en dólares, que deja intereses a favor de quienes lo adquieren. El Ministerio de Economía prevé que en los siguientes meses los dólares se incrementen gracias a las exportaciones. Asimismo, anunció que está adquiriendo combustibles para normalizar la situación, pero que un bloqueo de carreteras podría obstaculizar la llegada de las cisternas. Ojalá que el gobierno logre dialogar con los sectores movilizados y alcance un acuerdo que implique una solución. Lamentablemente, un nuevo bloqueo puede tener consecuencias muy duras para la producción, exportaciones, importaciones y para el flujo comercial.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -