8 C
La Paz
sábado, octubre 1, 2022
InicioOpiniónEditorial¿Se justifica el paro cruceño?

¿Se justifica el paro cruceño?

La semana se inicia nuevamente con problemas irresueltos entre los que el más conflictivo surge desde Santa Cruz, que se enfrenta al gobierno con su demanda por el censo, aunque el movimiento cruceño sufre una fractura en su unidad, hecho que debilita su posición, mientras que el resto de los departamentos asume una postura cómoda de espera, frente a una realidad que parece darle la razón al gobierno, reflejada en que casi todos los departamentos acordaron la postergación de la realización del censo nacional. Los cruceños decidieron paralizar el departamento hoy lunes y mañana, martes, pero por primera vez se encuentran divididos por una maniobra del gobierno que logró adhesiones de importantes sectores de la vida política y de la actividad cotidiana. Todo hace pensar que los dirigentes cívicos y las instituciones que piden que la encuesta se realice cuando antes, tendrán que encaminar sus exigencias a lo que es factible.

Sin duda, el pedido de Santa Cruz se justifica por diversos factores, ya que es el departamento que ha logrado un crecimiento poblacional importante que no se refleja en la equidad que debiera primar en la participación popular. Pero también es una realidad que existen otros factores que impiden llegar precipitadamente a un censo que el gobierno, ya sea deliberadamente o por ineficiencia, no logró preparar oportunamente. Llevar adelante la encuesta nacional en esas condiciones llevaría a otro fracaso en la fidedigna recolección de datos. Por el momento el nuevo paro cívico se mantiene, mientras el gobierno, incumpliendo su compromiso de fijar la fecha del censo luego de recoger las posiciones de todos los departamentos, determinó unilateralmente que se realizará en mayo o junio de 2024, ignorando los pedidos para que se realice en 2023.

Además, en las reuniones de «socialización» que lleva adelante el Instituto Nacional de Estadística (INE) en las capitales de departamento y El Alto, el Ejecutivo sólo trata temas técnicos. El ministro de Planificación, Sergio Cusicanqui, informó que la Comisión Internacional de Alto Nivel (CIAN), recomendó que para garantizar resultados objetivos y un proceso eficiente, es necesario que se dé al censo el tiempo necesario de preparación, y se sugirió 2024. Esta comisión está conformada por el Ministerio de Planificación, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Fondo Financiero para el Desarrollo de los Países de la Cuenca del Plata (Fonplata), el Banco Mundial (BM), el Fondo de Población de las Naciones Unidas (Unfpa) y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) a través de su Centro Latinoamericano y Caribeño de Demografía (Celade).

Esta determinación del gobierno disgustó al Comité Interinstitucional de Santa Cruz, que anunció un paro departamental previsto para este lunes y martes. La decisión fue anunciada por el vocero del Comité, el rector de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno (Uagrm), Vicente Cuéllar, luego de varias consultas a diferentes sectores cruceños. A su vez, el gobernador de Santa Cruz se jugó toda su capacidad de convocatoria al hacer un llamado al pueblo a demostrar «la fuerza de nuestro departamento, la convicción y la fe que tiene el ciudadano. Salgamos a la calle y manifestemos nuestra voz, que es la única vía en la que podemos encontrar una victoria en esta gran lucha del censo», decía el gobernador Luis Fernando Camacho. Pero esta vez aparecieron importantes sectores contestatarios que se manifestaron contra el movimiento cruceño, mismos que, sin duda, debilitan la posición de los movilizados. Evidentemente, los gremiales anunciaron que no acatarán el paro, los interculturales afines al MAS anunciaron que se movilizarán contra el paro, el trasporte público dice que trabajará normalmente, y el alcalde de la ciudad de Santa Cruz se desprendió del bloque que lidera la movilización, y aunque lo calificaron de traidor, anunció que el municipio no acatará el paro, a ello se sumó la Asociación de Municipios de Santa Cruz (Amdecruz) que rechazó el paro. Además, hay otra realidad objetiva que probablemente sea más poderosa que las posiciones antagónicas del momento, y es la realidad económica del enorme aparato agro-productor e industrial que mueve la economía del país. Este sector comparte los sentimientos del movimiento cruceño pero tiene mucho que perder con un paro de actividades.

En ese panorama, en realidad no solamente se juega el liderazgo tradicional del movimiento cívico, la solidaridad y la unión de las instituciones departamentales, la capacidad de convocatoria del gobernador que logró el mayor caudal de votos en las últimas elecciones, sino algo que para los cruceños es mucho más importante que es la unidad con la que hasta ahora han logrado poder de demanda, capacidad de movilización, seriedad en sus planteamientos, coherencia en sus objetivos y, fundamentalmente, representación legítima de las aspiraciones del pueblo cruceño. Pero la actual demanda sobre la fecha del censo parece ser un argumento forzado para un paro, aun, considerando que el departamento de Santa Cruz se ve perjudicado con el actual cálculo de la cuota que merece cada departamento de acuerdo a la población. Frente este panorama, muchos se preguntarán ¿se justifica exponer todo el prestigio y la unidad de Santa Cruz en la coyuntura actual? Contrariamente, si los movilizados logran respuesta ciudadana al paro, sin duda el gobierno central se verá en problemas.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -