7 C
La Paz
domingo, mayo 22, 2022
InicioMundoShanghái rectifica y permitirá a algunos padres acompañar a hijos contagiados

Shanghái rectifica y permitirá a algunos padres acompañar a hijos contagiados

Shanghái, que atraviesa el peor rebrote de contagios en toda la pandemia, permitirá a algunos padres acompañar a sus hijos contagiados después de que el aislamiento en solitario de los pequeños indignara a la opinión pública en China.

La ciudad anunció hoy la detección de 311 contagiados de covid-19 con síntomas y de 16.766 pacientes asintomáticos, situación que el director de prevención y control de epidemias de la ciudad, Gu Honghui, calificó de «grave y compleja».

Niños separados

Según la estrategia china de «cero covid», todos los contagiados han de aislarse en hospitales o centros de cuarentena, requisito que incluye a los menores, que son puestos en cuarentena separados de sus padres si estos no son también positivos.

Las imágenes distribuidas en redes sociales de menores en abarrotados centros de cuarentena, en algunos de los cuales los bebés llegan a compartir cuna, causaron la indignación de la población china.

En respuesta a las críticas, las autoridades de Shanghái anunciaron el lunes que un progenitor podría acompañar a su hijo durante la cuarentena en el caso de que ambos dieran positivo por coronavirus, lo que no aplacó las críticas: «Están diciendo que, si los padres quieren acompañar a sus hijos, lo mejor que pueden hacer es contagiarse», satirizaba una comentarista en la red social Weibo.

Como consecuencia, la inspectora de la Comisión de Sanidad de Shanghai Wu Qianyu declaró hoy que los padres y tutores no contagiados de menores «con necesidades especiales» que contraigan el virus podrán solicitar el acompañamiento de los menores tras firmar un documento en el que aceptan los riesgos y se comprometen a cumplir con las medidas de prevención, sin dar más detalles al respecto.

La polémica medida había provocado incluso reacciones de representaciones diplomáticas de países como el Reino Unido, Suiza, Australia o Francia, cuyo consulado pidió «que no se separe a los niños de sus padres bajo ninguna circunstancia».

El imperativo de aislar a todos los infectados está añadiendo presión a la ciudad, que se encuentra con dificultades para alojar a los contagiados en recintos de cuarentena improvisados habilitados en lugares como centros de exposiciones.

Ante la gravedad de la situación, varias voces han reclamado en medios de comunicación y redes sociales que se permita la cuarentena domiciliaria a aquellos pacientes asintomáticos o con síntomas leves.

Nueva ronda de pruebas

Las autoridades locales anunciaron hoy el comienzo de una nueva ronda de pruebas PCR y de antígenos a los 26 millones de habitantes de la ciudad.

Los residentes en vecindarios en los que se haya detectado un caso positivo de covid-19 entre el 1 y el 5 de abril habrán de someterse a una prueba PCR y aquellos que vivan en comunidades en las que no se hayan hallado positivos en dichas fechas realizarán pruebas de antígenos.

Otros lugares de China han enviado a Shanghái más de 10.000 trabajadores sanitarios, entre los que se encuentran más de 2.000 militares, para colaborar en los trabajos de testeo y prevención.

Crece el descontento

La megalópolis anunció un estricto confinamiento zonal el pasado 27 de marzo: los distritos al este del río Huangpu quedarían confinados entre el 28 y el 1 de abril, fecha en la que tocó el turno a los distritos situados al oeste del río, que divide la ciudad, hasta el 5 de abril.

Sin embargo, el confinamiento se extendió indefinidamente en ambas orillas del río ante el creciente número de casos, lo que ha hecho aumentar el descontento entre los residentes, quienes en algunos casos tienen dificultades para hacerse con víveres.

Abundan los testimonios en redes sociales de habitantes de Shanghái que tratan constantemente de comprar comida en servicios a domicilio sin éxito por la rapidez con la que se agotan las existencias.

«No recibo suministros del gobierno y paso el día tratando de comprar comida, incluso sueño con ello por las noches. Veo pasar los días y no se levanta el confinamiento, solo había preparado víveres para una semana», explicaba una usuaria de Weibo.

Numerosas provincias chinas como Jiangsu (este) o Henan (centro), que suministró 800 toneladas de verdura, han enviado comida a Shanghái, cuyas autoridades no dan abasto para distribuir víveres entre los vecinos: «Si mañana no recibo material del gobierno o consigo comprar comida, no tendré nada que comer», avisaba una internauta.

Existen más de 3.000 casos sintomáticos activos y más de 80.000 asintomáticos en Shanghái, que desde el comienzo de la pandemia ha registrado siete muertes por coronavirus, según las cifras oficiales.

Más de 22 millones de personas habían recibido una pauta completa de vacunación contra la covid-19 en febrero en Shanghái, y a 1,06 millones les había sido administrada una dosis de refuerzo.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -