10 C
La Paz
miércoles, junio 22, 2022
InicioMundoSur de África intenta frenar a ómicron, que aumenta el riesgo de...

Sur de África intenta frenar a ómicron, que aumenta el riesgo de reinfección

El riesgo de reinfección para personas que ya superaron otras variantes de la covid-19 aumenta con la variante ómicron, advirtieron hoy las autoridades sanitarias de África, donde Sudáfrica y Botsuana concentran el 62 % de los casos globales y se redoblan los esfuerzos para combatir su propagación.

Se han detectado casos de las variantes hasta ahora en cuatro naciones del continente: Sudáfrica (172), Botsuana (19), Nigeria (3) y Ghana (número indeterminado), según confirmó hoy la oficina de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para África.

Los científicos de Sudáfrica y la región -indicó la OMS- intensifican sus investigaciones para comprender la transmisibilidad, la gravedad y el impacto de la nueva variante respecto a vacunas, diagnósticos y tratamiento disponibles.

Aunque aún no se conocen con seguridad las características de esta nueva variante, los datos preliminares sugieren «un mayor riesgo de reinfección», señaló la agencia de la ONU en un comunicado.

En este sentido, la microbióloga Anne von Gottberg, del Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas de Sudáfrica (NICD, en inglés), reveló hoy que se ha detectado un aumento en este país de las reinfecciones en personas que ya habían superado la variante delta, principal impulsora de la dura tercera ola que golpeó a los sudafricanos hace solo unos meses.

«En nuestra población, que tiene una alta seroprevalencia del virus, es decir, que muchas personas han tenido una infección previa, esta no las protege de una nueva infección por ómicron», puntualizó la microbióloga en una rueda de prensa virtual.

Paciencia para conocer la gravedad

Las autoridades sanitarias africanas pidieron hoy paciencia para conocer las características de la nueva variante.

«Hay muy poca información ahora mismo para sacar conclusiones sobre la gravedad, lo sabremos en las próximas dos semanas», dijo hoy en otra rueda de prensa el director de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de la Unión Africana (África CDC), John Nkengasong.

Es necesario ese plazo de tiempo, explicó Nkengasong, para comenzar a documentar la tasa de mortalidad provocada por la variante.

Von Gottberg, por su lado, señaló que la cuestión de la gravedad aún es «anecdótica».

«Tenemos que ser pacientes para recibir los informes de los hospitales y que así sea más sistemático», apuntó la microbióloga.

Aumento de casos en Sudáfrica

Mientras las investigaciones continúan, los nuevos contagios en Sudáfrica -donde se anunció la detección de ómicron hace una semana- aumentaron un 331 % durante la semana previa el 30 de noviembre, según los últimos datos de la OMS.

La variante, puntualizó la agencia de la ONU, se caracteriza por tener una «gran cantidad de mutaciones (32)» que podrían conllevar una mayor transmisibilidad.

De acuerdo a los datos publicados este miércoles por el NICD, Sudáfrica -que tiene una población de unos 58 millones de habitantes- registró en las 24 horas previas 8.561 nuevos casos.

Se trata de un número notablemente superior a los reportados en los últimos días: 4.373 este martes; 2.273 el lunes; 2.858 el domingo y 3.220 el pasado sábado.

También aumentó significativamente la tasa de positividad de los test realizados, un indicador que los expertos consideran más indicativo que el número de nuevos contagios en bruto, situándose este miércoles en el 16,5 % frente al 10,2 % del martes; el 10.7% del lunes; el 9,8 % del domingo y el 9,2% del sábado.

Comparada con la tasa del 24 de noviembre (3,6 %) -la víspera del día en que científicos y autoridades sudafricanas alertaron sobre la identificación de ómicron-, la positividad casi se ha quintuplicado.

La expansión de ómicron

Anoche, expertos advirtieron al Comité Parlamentario de Salud sudafricano de que esperan hallar esta variante en todas las provincias del país, después de que las autoridades confirmaran ayer su presencia en al menos cinco de las nueve que tiene esta nación.

«Esperamos encontrar la variante ómicron en todas las provincias y parece muy probable que sustituya a la delta que, de todos modos, se estaba expandiendo a niveles bajos», dijo el experto en enfermedades infecciosas de la Universidad de Kwa-Zulu Natal Richard Lessells, según recogen medios locales.

Los científicos estiman, sin embargo, que esta variante no evitará completamente el efecto de las vacunas.

Los datos «sugieren que ómicron es capaz de sortear parte de nuestra protección inmunológica, pero la protección contra enfermedades graves y la muerte que proviene de las vacunas debería verse menos afectada», aseguró Lessells.

Este miércoles, el presidente sudafricano, Cyril Rampaphosa, volvió a denunciar en Nigeria, donde estaba de vista oficial, las restricciones de viaje «extremadamente severas e injustas» impuestas por la aparición de ómicron contra Sudáfrica y otros países del sur del continente, como Botsuana, Esuatini, Lesoto, Mozambique, Namibia y Zimbabue.

Según el Africa CDC y la OMS, estas medidas tienen un impacto limitado en la contención del virus.

A fecha de hoy, África -donde solo un 7,5 % de la población ha recibido la pauta completa de vacunación- acumula algo más de 8,6 millones de casos de covid-19, de los que más de 223.000 han desembocado en muertes.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -