6 C
La Paz
domingo, noviembre 28, 2021
InicioOpiniónEditorialTiempo de meditación electoral

Tiempo de meditación electoral

La ciudadanía se aprestar a acudir a las urnas el próximo domingo para elegir a los gobernadores, alcaldes y concejales del país, en unos comicios marcados nuevamente por la desconfianza en la imparcialidad y transparencia, debido a una serie de incidentes que enturbian el proceso democrático. Las diferentes agrupaciones políticas concluyen hoy las campañas proselitistas para dar paso al silencio electoral que regirá desde las cero horas de mañana jueves, que permita al ciudadano reflexionar antes de tomar una decisión.

La Organización de Estados Americanos (OEA) y la Unión Interamericana de Organismos Electorales (Uniore) ya enviaron a sus misiones de observación y también llegan representantes de otros organizamos para ver el desarrollo de la contienda electoral. Las misiones de observación de organismos internacionales tienen el objetivo de dar seguimiento a todas las acciones y características del proceso electoral, a fin de comprobar su normal desarrollo. Tras los comicios, los observadores emitirán un informe y eventualmente emitirán recomendaciones para futuros procesos electorales.

De esta manera, los bolivianos tendrán la oportunidad de elegir a nueve gobernadores, 337 alcaldes, 270 asambleístas departamentales y más de 2.000 concejales para los municipios, que culminan su gestión, y deben entregar los gobiernos regionales a las nuevas autoridades. En el lapso de transición deben cumplir sus obligaciones responsablemente, evitando tomar decisiones que tengan que ver con nuevos contratos o proyectos que deben quedar en carpetas para que sean considerados por la nueva administración. De acuerdo al calendario anunciado por el Órgano Electoral, la posesión de nuevos alcaldes y gobernadores, en caso de no darse una segunda vuelta electoral, se efectuará a fin de mes de marzo. En los departamentos y municipios donde no haya un ganador por mayoría absoluta, habrá una nueva elección entre el 3 y 5 de mayo.

Como en anteriores comicios, otra vez las candidaturas han apelado a personalidades del mundo artístico y deportivo. Casi todos los frentes buscaron a candidatos ajenos a su militancia, especialmente con gente que se destacó en sus lugares de origen, aunque más con criterio de marketing que con fundamento partidario o ideológico. Esta situación generó deserciones y censuras, pero se siguió adelante.

El oficialismo ha desatado una fuerte campaña en todo el país con apoyo directo del gobierno. Hasta el presidente Luis Arce entró en campaña, lo mismo que Evo Morales. Las dispersas fuerzas de oposición, pese a la desventaja con la que desarrollaron su proselitismo, lograron posicionarse en forma efectiva de acuerdo a diferentes encuestas que mostraron la preferencia electoral, confirmando también el respaldo al oficialismo en las áreas rurales.

En elecciones departamentales y municipales anteriores, las agrupaciones contrarias al gobierno lograron presencia importante en los departamentos y ciudades con mayor población. Algunas ciudades que eran reducto del MAS cambiaron de preferencia. Este cambio de dirección responde a una serie de factores que definen el interés del ciudadano, como los criterios de pertenencia, comprensión de las necesidades locales, identificación y conocimiento de las personalidades, así como el rechazo a candidatos impuestos. La esperanza que alienta el ciudadano, al margen de simpatías políticas, radica en que primero piensa en la región. Las propuestas, ofertas y compromisos son tomados con beneficio de duda por el ciudadano, dada la larga experiencia por la forma como los políticos prometen y nunca cumplen.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -